Capturan a siete militares por asesinato de esposo de líder indígena

Edwin Legarda, esposo de la líder Aída Quilcué, murió por tres impactos de bala que le propinaron soldados de la III División del Ejército.

Entre los capturados hay dos suboficiales y cinco soldados que fueron aprehendidos en Popayán, Cauca, por miembros del CTI de la Fiscalía.

El asesinato ocurrió el pasado 16 de diciembre de 2008, cuando el vehículo de la Cric (Consejo Regional Indígena del Cauca) recibió 17 impactos de bala, dos de ellos de frente y 15 más por los dos lados.  El cuerpo del esposo de Quilcué recibió tres impactos de frente que le causaron la muerte.

En ese momento los líderes indígenas señalaron que era falsa la versión entregada por el Ejército según la cual los hechos fueron resultado de ignorar la orden de detenerse en un retén.

Rechazo

Las dependencias de la ONU expresaron en diciembre, su preocupación por la muerte de Legarda, indígena coconuco.

Recordaron que esta líder aborigen acababa de regresar de Ginebra donde denunció los problemas que sufren los pueblos indígenas.

La ONU señaló que, aunque no hay "suficiente claridad sobre cómo ocurrieron los hechos", varios testigos aseguraron que "no existía un reten militar debidamente identificado sobre la carretera y que se habrían realizado disparos en forma indiscriminada en contra de lo establecido en las propias Reglas de Encuentro del Ejército.

"Preocupa a su vez que este hecho se enmarque dentro de los numerosos ataques contra la vida de indígenas que han sido registrados por la Organización Nacional Indígena de Colombia ONIC, y las autoridades de investigación y control", añadieron los despachos de la ONU.