Alcaldía explica el ABC del Sistema Integrado de Transporte Público

El 2 de julio será adjudicada por licitación pública la operación de las 13 zonas en las que operará el SITP.

El transporte público colectivo de buses y busetas, en el que diariamente los bogotanos realizan 6 millones de viajes, migrará a un nuevo esquema operacional, empresarial y de servicio, conocido como el Sistema Integrado de Transporte Público, SITP. El SITP dividirá a la ciudad en 13 zonas; cada una, a cargo de una empresa operadora, que ofrecerá rutas en todos los sectores.

El sistema de pago también cambiará. Como parte del Sistema Integrado de Recaudo y Control de Flota, los capitalinos ya no pagarán con monedas ni billetes, y los conductores no tendrán que recaudar. El pago se hará con una tarjeta inteligente que puede ser usada en los distintos tipos de transporte: buses, Transmilenio y Metro.

En esta integración tarifaria, quienes hagan transbordos o utilicen más de un método para viajar tendrán un ahorro.

Además, gracias a esta tecnología los buses tendrán paraderos establecidos y serán vigilados. Los usuarios, por su parte, tendrán información de trayectos, frecuencias y horarios de arribo de los buses.

La ‘guerra del centavo' llegará a su fin, pues además de que los conductores ya no recibirán monedas ni billetes, tendrán un salario fijo con horarios de trabajo racionales y todas las prestaciones sociales, por lo que ya no tendrán que batallar en las calles.

"La garantía de empleo formal es evidente. Se requieren 27 mil conductores con seguridad social e ingresos garantizados", afirmó el Alcalde Mayor de Bogotá.

Los buses serán más modernos, de primera calidad y menos contaminantes, pues a partir del 2010 ningún vehículo de transporte público tendrá más de diez años de antigüedad, y la vida útil no podrá exceder los doce años.

Además se reducirá la flota. "En este momento estamos operando con un poco más de 16.000 buses, y cuando esté operando el SITP estaremos hablando de 12.000", explicó el alcalde Samuel Moreno Rojas.

Las empresas operadoras para las 13 zonas serán escogidas mediante licitación pública, que ya está abierta. En su orden, se priorizará la participación de los propietarios de buses y busetas; de las empresas de transporte colectivo; y de las empresas de transporte masivo de Bogotá.

Para los pequeños transportadores las garantías están dadas, pues a la hora de establecer las condiciones de participación para el proceso licitatorio la Administración distrital advirtió que no pude haber oferta si no incluye a los pequeños y medianos propietarios de buses y busetas.

"Un pequeño propietario, además de entregar su vehículo para ser parte accionaria, va a tener una renta mensual fija mínima garantizada y puede ser conductor también, Ahora, si no quiere estar dentro del sistema pueden vender el bus, que se va a pagar a un precio muy razonable", señaló Fernando Álvarez, secretario de Movilidad. Los pliegos con los requisitos que exigen capacidad técnica, financiera y experiencia ya están colgados en la página www.transmilenio.gov.co.

El 15 de mayo cierra la recepción de propuestas y el 2 de julio será adjudicada por licitación pública la operación de las 13 zonas, pues la implementación gradual del SITP iniciará en marzo de 2011, para estar funcionando al 100 por ciento en octubre de ese año, con altos niveles de servicio que le permitan a la a la gente bajarse del automóvil particular.