Andrés F. Arias aseguró sentirse “engañado” por la Registraduría

El ex ministro aseguró que "algo raro" sucedió entre las 4:00 de la mañana y las 6:30 porque se emitieron 14 boletines en este corto período de tiempo.

Este lunes el precandidato presidencial conservador, Andrés Felipe Aria, sembró un manto de duda sobre los resultados que ha venido entregando la Registraduría acerca de la consulta conservadora.

El ex ministro explicó cómo fueron "engañados" en su campaña, ya que sobre las 4:00 de la mañana le prometieron que no iban a darse más boletines sobre los resultados de la consulta pero esto finalmente no fue así.

Según él, en dos horas se emitieron más de 14 boletines, cuando antes de esa hora se venía dando uno cada 30 minutos.

"Nos sentimos asaltados en nuestra buena fe", dijo Arias para explicar su preocupación frente a los resultados.

Además, explicó que él iba antes de esa hora como ganador y curiosamente pasó a ser el perdedor. Por eso, arias manifestó que "algo raro" está pasando y solicitó la inmediata intervención del Procurador General de la Nación.

Entre tanto, el registrador nacional del Estado Civil, Carlos Ariel Sánchez, explicó a primera hora del lunes que el escrutinio final de la consulta conservadora sólo se conocería hasta el final de la semana, al asegurar que a partir de ahora el conteo de votos se hará centralizado y en presencia de autoridades competentes y delegados de las diferentes campañas en disputa.

Ariel Sánchez aclaró que no hay otra fórmula que de suficiente legitimidad al conteo de votos de la consulta conservadora de aquí en adelante, motivo por el cual a partir de ahora el escrutinio se apegará al reglamento que obliga iniciar la inspección de papeletas de votación a partir de las 9:00 a.m. y hasta las 9:00 p.m., siempre bajo la lupa de delegados del Consejo Nacional Electoral (CNE).

Dichos votos serán recolectados en unas únicas bolsas y será desde entonces que se continúe con el escrutinio de la consulta conservadora.

No obstante el apego a las reglas en dicho caso, el Registrador advirtió que de solicitarlo el CNE, se podría adelantar el escrutinio de la consulta conservadora con alguna fórmula que agilice el conteo, pero aclaro que no está en sus manos tomar dicha medida.

Noemí Sanín, ante dicha eventualidad, pidió una veeduría electoral de la Organización de Estados Americanos (OEA) y una especial vigilancia en el transporte, custodia y escrutinio de los votos.

En el último boletín de la Registraduría Nacional, Noemí Sanín pasó a liderar la consulta conservadora, y empezó a abrir la brecha con respecto a Andrés Felipre Arias.

La precandidata ahora suma 577,305 votos, contra 576,901 del ex ministro de Agricultura, con el 51.53% de las mesas escrutadas.