EN VIVO: Así va la aplicación del Código de Policía en Cali

hace 24 mins

Los visitantes de La Picota

El desfile de 34 personajes por la celda del ex senador Juan Carlos Martínez, procesado por nexos con el narcotráfico y las autodefensas.

El 23 de abril de 2009 fue capturado el senador del partido Convergencia Ciudadana Juan Carlos Martínez Sinisterra. Ese día se confirmaron los rumores de que el congresista no andaba en buenos pasos. Para la justicia, el ex parlamentario fue el eje de una macabra combinación entre narcotráfico, paramilitarismo y política. Por eso, actualmente afronta un juicio.

Pese a sus antecedentes y como  sucede en estos casos, los más realistas apostaron a que Martínez se quedaría solo y a la espera de una ejemplar condena. Sin embargo hoy, casi un año después de permanecer detenido, funcionarios públicos, candidatos al Congreso, parlamentarios electos, alcaldes, concejales y diversos personajes del Valle del Cauca no lo abandonan. Por el contrario, son sus asiduos visitantes al pabellón 15 Ere Sur, pasillo 1 celda 11, de la cárcel La Picota.

El poder de Martínez dentro del penal parece evidente. Así por lo menos se deduce de su intención de ampliar su celda. Un asunto que se descubrió el 18 de enero pasado. Ese día encontraron materiales para construcción y un muro derribado. Un asunto que incidió en la renuncia de Teresa Moya Suta, entonces directora del Inpec.

¿Pero quienes son los visitantes del ex senador Martínez? El Espectador revisó los informes y listados con los informes y programación de visitas en la cárcel La Picota al ex parlamentario entre el 5 mayo de 2009 y el 9 de abril de 2010. Según el listado del Inpec, aparte de familiares, visitantes ocasionales, sus abogados, o notificadores judiciales, aparecen no menos de 34 destacados personajes públicos del Valle del Cauca. Incluso, algunos de ellos con asiduidad de hasta 16 visitas en pocos meses (Ver gráfico).

Una clasificación aleatoria muestra que son cinco grupos los que han visitado a Juan Carlos Martínez. El primero conformado por algunos miembros del partido político PIN. Algunos de éstos resultaron electos en los pasados comicios del 14 de marzo con una copiosa votación. Un segundo grupo hace referencia a funcionarios de la administración del Valle. Según los registros, aparece como frecuente visitante el abogado Raimundo Tello Benítez, secretario jurídico de la Gobernación, con 16 visitas a Martínez.

Otro grupo de visitantes lo conforman representantes de la administración de Buenaventura, encabezados por su alcalde José Ocoró Minota y seis directivos de la ciudad. A este grupo se suman tres concejales de Cali, como Édinson Ruiz, quien ha visitado la celda de Martínez 16 veces.

Un quinto grupo es encabezado por uno de sus mentores políticos, Carlos Herney Abadía Campo. El padre del actual gobernador del Valle, Juan Carlos Abadía, ha visitado a Martínez 11 veces. Además de éste aparecen varios directivos de la administración de Cali.

Algunos de los visitantes del ex senador consultados manifestaron que visitar a un recluso no es delito y que lo hacen por solidaridad. Para el senador Luis Élmer Arenas el asunto tiene otra explicación: “No es secreto para ningún vallecaucano que los funcionarios de la Gobernación o la Alcaldía, así como varios concejales, tienen que ir a rendir cuentas a la cárcel y a armar la política. Pese a su condición, Juan Carlos Martínez sigue muy rodeado”.

Los argumentos de la Fiscalía

El 15 de mayo de 2009 la Fiscalía impuso medida de aseguramiento contra el entonces senador Juan Carlos Martínez por el presunto delito de concierto para delinquir agravado. Según el ente acusador, el bloque Calima de las autodefensas, surgido hacia el año 2000 para enfrentar a la guerrilla en el departamento del Valle y en Buenaventura, benefició las aspiraciones políticas del ex congresista. A esta conclusión se llegó después de escuchar las declaraciones del extraditado jefe paramilitar Hébert Veloza García Alias H.H., quién detalló los vínculos con Martínez. De igual manera, la Fiscalía documentó una relación como padrino matrimonial con el narcotraficante Olmes Durán, conocido como el rey del Pacífico.

En su defensa Martínez ha reiterado que nada tiene que ver con las autodefensas ni con el narcotráfico, sino que su vertiginoso ascenso en el mundo de la política y los negocios fue producto de un trabajo comunitario que viene haciendo desde joven en Timbiquí (Cauca) que ha tenido respaldo popular.

Vea el listado de visitas a Juan Carlos Martínez