12 Mayo 2013 - 9:00 pm

Otro candidato a ‘El Gran Colombiano’

Carlos Valderrama, el genio de Pescaíto

Durante más de una década fue el símbolo del fútbol criollo. Su carisma y su buena imagen lo mantienen vigente.

Por: Redacción Gente
  • 195Compartido
    http://www.elespectador.com/carlos-valderrama/carlos-valderrama-el-genio-de-pescaito-articulo-421690
    http://tinyurl.com/bm9a97r
  • 0
Carlos ‘El Pibe’ Valderrama, probablemente el mejor futbolista colombiano de la historia.

Entre mediados de los años 80 y comienzos de los 90, Colombia sufrió como nunca los embates del narcoterrorismo, la guerrilla y la delincuencia común. Solamente el deporte les robó esporádicamente las primeras páginas de los diarios y los titulares de los noticieros a las desgarradoras tragedias que producía la violencia.

Ciclistas y futbolistas eran vistos como héroes nacionales, porque sus hazañas se convirtieron en motivos para soñar con un país mejor. Pero entre todos ellos, uno siempre pudo sobresalir. Un rubio de cabello ensortijado, bigote negro y decenas de manillas multicolores en sus muñecas: Carlos Alberto Valderrama Palacios, El Pibe, seguramente uno de los colombianos más reconocidos en el mundo, por su pinta, en buena medida, pero sobre todo por su talento para jugar al fútbol.

Nació el 2 de septiembre de 1961 en Pescaíto, un barrio tradicional de Santa Marta en el que los niños comienzan a darle patadas a un balón con la misma naturalidad con la que aprenden a hablar o a caminar.

Su destino quedó marcado desde mucho antes de su concepción. En la capital del departamento de Magdalena sus dos apellidos son sinónimo de fútbol, por lo que nunca nadie dudó que Carlitos se vestiría de cortos, como Jaricho, su papá; sus tíos Justo y Aurelio, su primo Álex y sus hermanos Alan y Ronald.

Pero incluso en una familia de cracks, El Pibe era especial. Más callado que los otros, desarrolló una extraña habilidad para anticipar lo que ocurría en la cancha. Su velocidad mental compensaba una aparente lentitud física que lo hizo famoso en el equipo del Colegio Celedón y luego en la selección magdalenense.

Debutó como profesional en 1978, cuando el técnico Perfecto Rodríguez lo puso a jugar en el Unión. En esa época los futbolistas se estrenaban como profesionales apenas a los 22 o 23 años. Carlos lo hizo con 17. Pasó a Millonarios, en donde no pudo confirmar su talento. Pero en 1985 se fue al Cali, con el que logró su consagración, al lado de Bernardo Redín, su mejor socio dentro de las canchas.

Fue el mejor jugador de la Copa América de Argentina, en 1987, por lo que fue contratado por el Montpellier francés. Después lideró la selección colombiana que clasificó a un Mundial después de 28 años, el de Italia 1990. Allí brilló al lado de Freddy Rincón y René Higuita.

Fuerte, habilidoso y preciso a la hora de pasar la pelota, Valderrama era un jugador temperamental, disciplinado y serio. Ejercía el liderazgo desde sus actos, no desde sus palabras, por lo que su capitanía en el equipo nacional nunca se discutió.

Vestido de amarillo casi siempre fue figura, a pesar de su irregular carrera en los clubes. Después de su paso por Francia, estuvo en el Valladolid español antes de regresar a Colombia. Primero estuvo en el Medellín y después se fue al Júnior, con el que conquistó dos títulos y fue reconocido como el mejor futbolista del continente en 1993.

Con la selección siguió triunfando. Jugó seis Copas América y dos mundiales más: los de Estados Unidos 1994 y Francia 1998. Fue una de las figuras con las que se refundó la MLS, la liga profesional de fútbol de los Estados Unidos, en la que jugó con Tampa Bay Mutiny, Miami Fusion y Colorado Rapids.

En 2004, cuando anunció oficialmente su retiro, fue elegido por la Fifa como uno de los 100 mejores futbolistas de la historia. Dejó las canchas con el récord de mayor cantidad de partidos con la camiseta de la selección de Colombia: 111.

Aunque en un par de ocasiones se ha dejado tentar por ofertas para vincularse como técnico o directivo a algún club, en los últimos años se ha dedicado a sus negocios particulares, a causas sociales y a disputar partidos amistosos o de exhibición.

Su prestigio y su buena imagen le han servido para mantenerse vigente. Participa constantemente en campañas publicitarias e incluso próximamente se emitirá una novela sobre su vida.

  • 12
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Obama galardona a Julia Álvarez y fundador de DreamWorks con Medalla de Artes
  • Lindsay Lohan impresiona a su colega Rachel McAdams

Lo más compartido

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio