8 Abr 2013 - 6:55 am

Estreno el domingo 7 de abril

Entre muerte y heroísmo

El canal Tru TV quiere llegar al mercado latinoamericano con ‘Marcados por la muerte’, una serie que relata historias de colombianos que han vivido de cerca el conflicto en el país.

Por: Daniela Franco García
  • 20Compartido
    http://www.elespectador.com/colombia/entre-muerte-y-heroismo-articulo-414570
    http://tinyurl.com/cb4u72l
  • 0
La serie ‘Marcados por la muerte’ relata historias de valor y coraje en medio del conflicto, protagonizadas por personas heroicas. / Cortesía Tru TV

“Ese día después de abrir la puerta me tiraron una cosa en la cara, sentí algo caliente y sucio. Cuando yo reaccioné estaba en una esquina acurrucada, mi blusa se deshizo, estaba completamente desnuda y sentía el dolor más horrible del mundo. Me quemaron con ácido”, así habla Gina Potes, quien creyó que iba a morir.

Esta y ocho historias más serán contadas en el canal Tru TV, que documentó los relatos de las personas inmersas en el conflicto armado colombiano, testigos de la problemática social que durante décadas ha permeado el país, personas que viven en el límite entre el miedo y la pujanza. Andrés Wiesner, periodista y director del proyecto, habla del espacio como una historia de superhéroes, lejos de los cómics. Se refiere a ejemplos como el de Gina Potes, que no sólo la quemaron con ácido. Frente a la adversidad decidió crear una ONG para ayudar a personas en su situación. “De eso se trata, gente que le hace el quite a la muerte, historias de valor y coraje a través del conflicto, protagonizadas por personas heroicas. No sé por qué los veo así, pero no encuentro cómo más calificarlos, todos encarnan causas completamente interesantes. Todos tienen una misión loable”, dice Wiesner.

Con esta apuesta el canal busca consolidarse en Latinoamérica. Si se le pregunta a Wiesner con qué sensación quedará todo aquel que vea la serie en otros países, él cree que quizá algunos piensen que el país “está mal, que la situación de muchos líderes y periodistas es en extremo complicada”. Sin embargo, piensa también que otros dirán “qué maravilla, van a pensar que Colombia es tierra de luchadores, porque cada capítulo muestra cómo los protagonistas encaran sus causas hasta el fondo de su alma”.

John Casas, o ‘El Gato’, como lo conocen en Cazucá, será la historia del primer capítulo, él es otro de esos Marcados por la muerte. Es líder de una pandilla y vive del negocio de la droga. Vive ejerciendo su propia ley, la de las calles. Creció en el día a día de sobrevivir delinquiendo, ha recibido puñaladas, balas y golpes. “Esa es mi vida —dice Casas—, ya nada que hacer”.

El joven de las barras bravas al que le dieron varias puñaladas; el campesino que vive amenazado tras presenciar la muerte de Margarita Gómez y Mateo Matamala, estudiantes de biología de la Universidad de los Andes; un hombre en protección de testigos que anda en una camioneta blindada que le dieron las autoridades, pero no tiene qué comer. Historias de miedo, zozobra, pero también relatos de esperanza.

Meses de investigación en medio de conflicto, de balas, un trabajo “que te aterriza en la realidad” dice Wiesner, realidades difíciles, otras que “enseñan a vivir”. Vivir como lo hace Carmen Palencia, llena de cicatrices que le dejó el conflicto de Urabá, y empoderada por la causa de restitución de tierras. “Vieja berraca, da una lección de liderazgo increíble. ¿Cómo no contar historias de valor como esa?”.

Domingos a las 11 p.m. por Tru TV

  • 0
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • El alcalde de Bogotá llama al ELN a cesar ataques y dialogar con el Gobierno
  • Ratifican la destitución e inhabilidad de Jorge Noguera

Lo más compartido

  • Entre lágrimas se despidió David Ospina del Niza francés
  • "En mi nombre no, por favor"
  • Este jueves habrá jornada de reclutamiento en todo el país
0
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio