Andreas Forer 20 Dic 2010 - 4:57 pm

Trivialización de los Crímenes de Lesa Humanidad en Colombia

Andreas Forer

Uno de los debates que no parece estar saldado en Colombia, es el de la denominación como de "lesa humanidad" a delitos, solamente por su gravedad e impacto social y no de acuerdo a la definición jurídica de este tipo de crímenes.

Por: Andreas Forer
  • 19Compartido
    http://www.elespectador.com/columna-241488-trivializacion-de-los-crimenes-de-lesa-humanidad-colombia
    http://www.elespectador.com/columna-241488-trivializacion-de-los-crimenes-de-lesa-humanidad-colombia
  • 0

Cito dos ejemplos, uno más reciente que el otro: el asesinato de los tres menores de edad en Tame, Arauca (ocurrido en octubre de 2010), y el homicidio del dirigente político Luis Carlos Galán (acontecido en agosto de 1989).

Cado uno de los hechos ha sido calificado como ‘crimen de lesa humanidad’. El primero fue llamado así por el Vicepresidente de la República en alocución pública donde, con sobrados motivos, rechazó el hecho y pidió justicia, más aún, cuando presuntamente, se encuentran involucrados miembros de las Fuerzas Militares. En el caso Galán el anuncio fue hecho desde la Fiscalía General de la Nación, días antes de la prescripción del delito en Colombia. Lo que resulta preocupante, en este caso es que el organismo encargado llevar a cabo la investigación por delitos penalizados en la legislación colombiana haya dado el carácter de lesa humanidad al asesinato de Galán sin el rigor jurídico necesario y atendiendo a la presión social que implicaba la prescripción de este grave delito.

Estos dos ejemplos muestran que la categoría de crimen de lesa humanidad que se le da a un delito está siendo constantemente mal interpretada en Colombia al punto de su trivialización. En la práctica se le está llamando de esa forma a los delitos según el impacto que generen en la sociedad o la gravedad que aparenten.

Con lo anterior no quiero decir que las atrocidades cometidas en Tame o el homicidio de Luis Carlos Galán no hayan sido importantes o dignas de reproche, lo que pretendo significar es que la gravedad de un hecho no es el factor determinante para su calificación como crimen internacional. Veamos.

La figura de los ‘crímenes de lesa humanidad’ tiene sus antecedentes en el Estatuto del Tribunal Militar Internacional de Nüremberg de 1945. Sin embargo, sus elementos y características han cambiado con el tiempo conforme ha sido incluida en nuevos Estatutos penales como los elaborados para los Tribunales ad-hoc de Ruanda, Yugoslavia, Sierra Leona, hasta llegar a su última forma en el Estatuto de Roma que reglamenta los procesos ante la Corte Penal Internacional (CPI). Es de advertir que en cada uno de los documentos se pueden encontrar diferencias y semejanzas en las definiciones, luego, no se trata de un consenso universal sobre la materia, sin embargo, es de recibo la definición del Estatuto de la CPI dada su vigencia y el hecho que Colombia es parte del mismo.

Primero se tiene que cometer alguno de los delitos listados en el artículo 7 del  Estatuto de Roma, como por ejemplo un homicidio, una desaparición forzada, una violación entre otros delitos alli definidos. En segundo lugar debe analizarse si el crimen fue cometido “como parte de un ataque generalizado o sistemático contra una población civil y con conocimiento de dicho ataque”. Es decir, son 4 los elementos que se deben cumplir para que exista un crimen de ese tipo, de manera que no basta la gravedad como criterio único o determinante.

Así, para determinar si los casos de Tame y de Galán son o no crímenes de lesa humanidad, quien pretenda declararlo deberá estar informado sobre el cumplimiento de los 4 requisitos que se mencionaron y es precisamente lo que dudo que haya sucedido no sólo en estos ejemplos sino en otros que han terminado rotulados de la misma manera.

Ahora, el efecto que puede causar llamar a un delito grave como ‘crimen de lesa humanidad en Colombia puede no ser correcto, para empezar, vulneraría principios y garantías básicas del derecho penal liberal propio de un Estado de Derecho como la Legalidad, dado que en Colombia esa categoría como tal no existe, ni en la Legislación penal de 1980 ni en la de 2000, de manera que es violatorio de un derecho fundamental el imputar un delito como de ‘lesa humanidad’.

De otro lado, los crímenes de lesa humanidad tienen la característica de ser imprescriptibles, es decir, se pueden perseguir en cualquier tiempo, posibilidad que en Colombia es discutida pues no hay permisión expresa al respecto, de suerte que nuevamente se puede estar ante una violación de la legalidad si se imputan ese tipo de crímenes y lo que sí podría pasar sería poner al victimario ante una situación favorable, pues al vulnerársele un derecho quedaría en posición de reclamarlo alterándose totalmente el propósito de la lucha contra la impunidad que inspira la consagración de los crímenes internacionales.

En síntesis, el llamado es a tener cuidado con las categorías jurídicas que se manejan cuando se conoce de un hecho que, por más grave y doloroso que sea para el país, tendría que consistir en un ataque, de carácter sistemático o generalizado y contra la población civil, para que pueda realmente denominarse como crimen de lesa humanidad. Adicionalmente, es de vital importancia tener en cuenta que esta categoría de crímenes existen también para mostrar fenómenos de macrocriminalidad y que en tanto deben usarse de manera cautelosa y excepcional.

  • 19
  • Enviar
  • Imprimir
19
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

es así

Sab, 12/25/2010 - 17:55
El gobierno de alvaro uribe vélez, se puede calificar como un crimen de lesa humanidad, dónde se cometieron los peores crímenes jamás vistos. A quyién se le ocurre descuartizar a los campesinos vivos???? sólo a un psicópata como alvaro uribe vélez, sádico y avaro.
Opinión por:

Jaimeruiz

Sab, 12/25/2010 - 16:18
Si el columnista fuera una persona recta, y en ese caso no le publicarían en este pasquín terrorista, pronto empezaría a entender que en Colombia no existe la menor noción de lo que es el derecho, sino que se lo invoca como adorno retórico de una arbitrariedad de la que los asesinatos y secuestros son sólo una manifestación, y con frecuencia son ordenados por los mismos que controlan la autoridad judicial. Bah, seguramente su artículo, en términos generales correctos, está escrito para justificar la consideración de los asesinatos de activistas de la UP como genocidio. ¿Se podrá discutir eso? ¿Quién dirigía esos crímenes? Los principales fueron de los Castaño, aliados de César Gaviria, hoy aliado de Chávez. Venganzas de víctimas del secuestro. ¿Es eso genocidio?
Opinión por:

es así

Sab, 12/25/2010 - 16:48
Jaimeruiz, para usted la única persona recta es alvaro uribe vélez y ya vemos a dónde ha llevado a Colombia "esa rectitud" de la que usted habla.
Opinión por:

CARV

Sab, 12/25/2010 - 14:22
Los actos -menos, la intencionalidad ni la interpretación- de los hombres no pueden ser expresados y 'operacionalizados' como si fueran algoritmos o ecuaciones matemáticas (que, por cierto, nunca son absolutamente exactos). El Derecho y, por ende, La Ley y la Justicia, son craturas eminentemente humanas, concebidas para ser aplicadas a hombres de carne y hueso, por hombres de carne y hueso (ni siquiera en los supuestos juicios 'divinos' se asume absolutez, pues la 'gracia' y el 'perdón' siempre forman parte de los mismos). Esta impajaritable realidad hace imposible exigir una infalible calificación y caracterización de los delitos humanos. Pero -a su vez- esta comprensible elasticidad es promovida y utilizada -perversamente- por los interesados en la impunidad o en la satanización.
Opinión por:

Eltigreagamenon

Sab, 12/25/2010 - 12:21
Para Forer parece que en Colombia nunca se han cometido crímenes de lesa humanidad. Aquí en Colombia todo aquel que se sale del libreto establecido por los ricos es amenazado de muerte por sus esbirros los militares ya sean policía, ejército, DAS o cualquier otro estamento armado y cuando llevan a cabo sus amenazas entonces no pasa nada.... No debería haber prescripción de crímenes tales como asesinatos, violaciones, desapariciones, robo de tierras, micos en la redacción de leyes en el congreso
Opinión por:

es así

Sab, 12/25/2010 - 16:46
Eltigreagamenon, totalmente de acuerdo con usted.
Opinión por:

es así

Sab, 12/25/2010 - 16:45
Eltigreagamenon, totalmente de acuerdo con usted.
Opinión por:

Contradictor

Sab, 12/25/2010 - 11:52
Me scaron?
Opinión por:

eltigre1a

Sab, 12/25/2010 - 10:22
Los delitos comentados y otros varios, presentan una gravedad innegable, sin embargo, como le expresa Andreas, el problema de declararlos de lesa humanidad, resulta ser un favor a los delincuentes que los cometen. Lo importante en este caso es tramitar los correctivos ya sea impulsando una ley con sus decretos reglamentarios para establecer la doctrina correspondiente, y poner lo correcto de la actividad humana por encima de las conductas delictivas.
Opinión por:

decartonpiedra

Sab, 12/25/2010 - 10:23
El crimen de Galán no es delito de lesa humanidad en cambio el de los niños de la comunidad indígena podría serlo. Algunos consideran que matar un indígena debe considerarse genocidio por el peligro de desaparición de estas etnias por causas ya sabidas. Me choca "el hecho que Colombia.." ¿no será más bien el de que Colombia. Y esta categoría de crímenes existe y no existen....
Opinión por:

carimagua

Sab, 12/25/2010 - 08:55
Así se reunan a cabalidad todos los requisitos jurídicos y legales para que la figura denominada "crímenes de lesa humanidad" en nuestro país, las investigaciones no prosperan. Nuestra justicia es rey de burlas; y si existen personajes implicados en los mismos, especialmente militares de rango, sí prospera una atrabiliaria, suspicaz y sutil "norma" etérea e invisible, sin sentido pero que comanda: hecha la ley...hecha la trampa. Comienzan las cortinas de humo; entelequias van y vienen, y así los delitos no presc riban, la impunidad sale a flote oronda y victoriosa. Y no ha pasado nada.
Opinión por:

es así

Sab, 12/25/2010 - 16:50
Muy cierto carimagua.
Opinión por:

karmapolice

Sab, 12/25/2010 - 07:27
Bastante interesante su pensamiento, con fundamento en el mismo y dadas las características que concede a los crímenes que se perpetran en Colombia como importantes, sería bueno modificar el Código Penal e incluir la figura del "REPROCHE", como pena máxima. Con esto sí estaríamos dando ejemplo al mundo de sociedad civilizada y un indiscutible estado de derecho. (Tal cual).
Opinión por:

es así

Sab, 12/25/2010 - 00:10
Tranquilo señor columnista que hay gente a la que la comisión de delitos atroces le parecen muy normales y justificables y lo único que le parece imperdonáble es que le asesinen al papá por andar ese sí, en malos pasos.
Opinión por:

cierto

Mar, 12/21/2010 - 13:59
Incoherente. Colombia, como dice el mismo articulista, es signataria del Estatuto de Roma y como tal, no sólo puede sino que está obligada a calificar un delito como de lesa humanidad cuando así lo consideren sus tribunales. No requiere una legislación especial criolla para hacerlo, para eso son los convenios internacionales. El artículo es el que trata de atenuar los miles de crímenes cometidos por las bandas organizadas en cabeza de los políticos, quienes asesinaron a Galán y a muchos otros dentro de un plan para refundar la patria a base de asesinatos masivos y perfectamente preconcebidos. Y malas noticias: El crimen de lesa humanidad no sólo lo cometen los autores materiales e intelectuales, sino quien los perdona o promueve su perdón, como Uribe.
Opinión por:

Boyancio

Mar, 12/21/2010 - 21:10
Cierto que sí, de lisa humanidad, sumercé, es cuando un homicidio se hace con fines netamente vengativos, y las víctimas calman su sed con recompensas y gritan llenos de contento que han dado de baja, lisa y llanamente con mucha risa, a un ser humano de la mesma patria en vías de rencauche.
Opinión por:

nielkahurtado

Mar, 12/21/2010 - 00:34
Si trivializar o negar el crimen, las masacres, la desaparicion. Invisibilizar a las victimas, ha sido la estrategia de la burguesia asesina y mafiosa que ha gobernado a Colombia. Con la complicidad y servilismo de los medios. Ay que ver como ademas pretenden siempre que el pueblo asuma las culpas y la indemnizacion. Ahora toca dar limosna para reponer lo que se robaron en las CAR, ahora todos somos culpables de las malas administraciones publicas. Siempre los pobres hemos subsidiado a los ricos en este pais. Mire sino el 4% y los impuestos. Maldito Uribe, Malditos paracos hijos de unos gobernantes asesinos y corruptos. Tienen que pagar. No mas impunidad. Y QUE DEL ASESINO DE LOS NIÑOS EN TAME. QUE SUSTO INFORMAR! QUE BANDIDOS NOS HEMOS VUELTO LOS PERIODISTAS Y QUE COBARDES!
Opinión por:

comoelgato

Lun, 12/20/2010 - 20:19
Muy interesante y muy necesaria la puntualización que el sr. Forer hace, que de paso me lleva a pensar que la represión de la que son objeto las comunidades de paz y sus miembros en toda Colombia es en efecto un delito de lesa humanidad que se sigue perpetrando de manera abierta y tranquila.
Opinión por:

es así

Sab, 12/25/2010 - 00:08
Jajajaja que bien, dio al traste con la teoría muy conveniente para ciertos fines del columnista. Jajajaja
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio