Francisco Gutiérrez Sanín 15 Oct 2009 - 11:37 pm

La humanidad y sus conteos (en el estilo de Magola, o de Aleida)

Francisco Gutiérrez Sanín

HACE UNOS DÍAS, LA PRENSA COLOMbiana celebró con entusiasmo el hecho de que el país hubiera subido un par de puestos en el Índice de Desarrollo Humano de las Naciones Unidas.

Por: Francisco Gutiérrez Sanín
  • 10Compartido
    http://www.elespectador.com/columna166939-humanidad-y-sus-conteos-el-estilo-de-magola-o-de-aleida
    http://www.elespectador.com/columna166939-humanidad-y-sus-conteos-el-estilo-de-magola-o-de-aleida
  • 0
insertar

A este alborozo respondió Vladdo, en la última edición de Semana, con unas preguntas incómodas. Sé que resumir a caricaturistas es tarea tan desagradecida como traducir a poetas, pero lo intento. Los personajes de Vladdo se preguntaban cómo Colombia, que está entre los países más desiguales del mundo, y sufre niveles altísimos de violencia y de corrupción, y un deterioro cada vez mayor de los valores liberales, puede estar mejorando en términos de “desarrollo humano”. ¿Será acaso —como lo sugiere otra caricatura, esta vez en la Magola del martes, en este diario— un jueguito estadístico, según el cual si yo me como un pollo y mi vecino ayuna, en promedio cada uno ha disfrutado medio pollo? ¿Será verdad que estamos tan bien? ¿Dónde está la trampa?

La trampa consiste en que no hay trampa. Los indicadores, como lo sugiere su nombre, indican un aspecto de la realidad; no se les puede pedir más. Por eso, tan importante como construirlos bien es saberlos leer. Simplificando sólo un poco, el de desarrollo humano de las Naciones Unidas mide los siguientes aspectos: esperanza de vida, producto interno bruto per cápita y educación (que a su vez se divide en alfabetismo y cubrimiento). Se puede demostrar fácilmente que cambiando el sistema de pesos que se usa para generar el índice se llega a conclusiones y escalafones distintos. Más aún, el lector habrá ya notado que el índice omite lo que podrían llamarse “bienes relacionales”, es decir, aspectos que pesan fundamentalmente en la calidad de vida pero que no puedo poseer yo como individuo, sino que caracterizan a un grupo o a una nación: nivel de democracia, capacidad de gestión pacífica de conflictos, equidad, entre otros.

Eso, a mi juicio, lo hace un mal índice de desarrollo humano; pero no uno malicioso. Lo que pasa es que la noticia se cubrió pobremente. Aquí hay un tema crucial. El creciente manejo de cifras para describir realidades complejas no sólo es un aspecto positivo del mundo en que vivimos, sino que es inevitable. A la vez, es muy problemático. Si la Aleida de Vladdo, que es una chica inteligente, se metiera al tema, tal vez llegara a la siguiente conclusión: “Los indicadores son como los hombres: ninguno es realmente sensato, pero en conjunto son (al menos todavía) imprescindibles”. Por tanto, los medios juegan un papel crucial a la hora de habilitar al público para hacer un seguimiento democrático de lo que está sucediendo. Si no lo cumplen, tendremos un bombardeo de cifras, que termina convirtiéndose en puro ruido o propaganda. Recuérdese que nos acercamos a un período en el que proliferarán encuestas, reportes de gestión, etcétera.

¿No tendría sentido que la prensa pensara en hacer una alianza con la academia para evaluar sistemáticamente la manera en que se informa sobre indicadores y encuestas? Esta sería una contribución, modesta pero no insignificante, a la calidad de nuestra vida pública. Como dijera Carlos Lozano y Lozano, “hay que trabajar con pulcritud y limpieza en medio de la infección”.

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 6
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Reforma obliga al vicepresidente a renunciar un año antes para aspirar a presidencia
  • Madre denuncia a su hijo por tener plantas de marihuana en su casa en Costa Rica

Lo más compartido

  • La 'Supervenus', el video contra los estereotipos de belleza
  • Vicky Hernández, la actriz que está sola, enferma y triste
  • La capa de ozono comienza a recuperarse
6
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio