José Fernando Isaza 4 Nov 2009 - 7:12 pm

Órbita geoestacionaria

José Fernando Isaza

DE TIEMPO EN TIEMPO EL GOBIER- no anuncia que contratará el lanzamiento de un satélite propio para comunicaciones.

Por: José Fernando Isaza
  • 20Compartido
    http://www.elespectador.com/columna170349-orbita-geoestacionaria
    http://www.elespectador.com/columna170349-orbita-geoestacionaria
  • 0
insertar

En el pasado se pensó en un satélite que sirviera a los países del Pacto Andino. Hoy, ante la evolución de una política de cooperación a una de franca hostilidad entre los miembros del Grupo Andino, la posibilidad de un esfuerzo conjunto, para minimizar costos del satélite, está casi descartada.

Es interesante analizar el valor y la conveniencia de un satélite geoestacionario. Es bueno recordar que la órbita geoestacionaria (O.G.E.) corresponde a una trayectoria sobre el plano del círculo ecuatorial y su radio es 42.200km, 6,6 veces el radio de la Tierra; desde el punto de vista operativo es como disponer de una antena de 35.800km de altura. El período del satélite es igual a un día, por lo cual mirado desde cualquier punto de la Tierra parece que estuviera inmóvil. De esta forma las antenas que captan la señal pueden estar fijas. El cálculo de la órbita es relativamente simple, es igualar aceleración centrípeta con la fuerza gravitatoria de la Tierra a esa distancia.

La idea de la O.G.E. fue esbozada en 1928 por Herman Potocnik, pero la propuesta como una realidad tecnológica se le debe al físico Arthur Clarke. Este personaje es bien reconocido como escritor de ciencia ficción. En la película 2001 Odisea del Espacio, desempeñó el papel de asesor científico de la producción. El primer satélite geoestacionario se lanzó en 1964. Clarke creía, y con razón, que el costo de las comunicaciones se reduciría notablemente con esta tecnología, pensaba además que la facilidad de captar las señales de un satélite en O.G.E. permitiría que ciudadanos que viven bajo las dictaduras pudieran tener acceso a información exterior y en esta forma los regímenes autoritarios se irían debilitando. Aunque subsisten dictaduras, y algunas son legales, cada vez les es más difícil impedir el acceso de sus ciudadanos a los acontecimientos del mundo exterior.

La Constitución de 1991 expresa que “… el segmento de la órbita geoestacionaria, el espectro electromagnético y el espacio donde actúa… son parte de Colombia”.

Durante las sesiones de la Constituyente se informó a algunos de sus miembros que en lugar de escribir espectro electromagnético, se usara la expresión espectro radioeléctrico, pues aquel incluye la luz solar, la radiación cósmica que emiten los hornos convencionales o de microondas, la de los bombillos etc., y no parece adecuado otorgarle, por ejemplo, la propiedad de la luz solar a un país. El espectro radioeléctrico es el término utilizado para las frecuencias que se emplean en las comunicaciones.

La Constitución define la propiedad del espectro, las leyes le otorgan al Gobierno la autorización de concesionarlo para comunicaciones radiales y de televisión, y restringen el uso por parte de particulares. No se entiende cómo en el tratado que permite a los Estados Unidos el uso de las bases militares en territorio colombiano, se le autoriza, sin solicitar permiso y sin regulación, el uso del espectro para sus comunicaciones. El Consejo de Estado se pronunció sobre la inconveniencia de este punto, pero el Gobierno, como en las otras observaciones, ha hecho caso omiso.

Nota final: Las reinas de belleza podrán decir con toda tranquilidad que van a dedicarse a “Ayudar a los niños pobres”, “Ayudar a los niños ricos” seguirá siendo política del Gobierno.

 

* Rector Universidad Jorge Tadeo Lozano

inserte esta nota en su página
TAGS:
  • 0
  • 13
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Descubren 12 pistolas ocultas en un compresor
  • Nacional Oct 22 - 12:17 am

    La vida a los 69

    La vida a los 69

Lo más compartido

  • Isabella, la niña que descrestó con su 'Flaca' en La Voz Kids
  • Cargar el celular al lado de la cama mientras se está durmiendo engorda
  • Atlas científico de relaciones sexuales
13
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio