José Fernando Isaza 25 Nov 2009 - 7:47 pm

Indicadores de bienestar y desarrollo económico

José Fernando Isaza

EL PRODUCTO INTERNO BRUTO (PIB) y el PIB por habitante son indicadores que miden el desarrollo económico de un país.
Esta medida se cuestiona, pues no tiene en cuenta el agotamiento de los recursos no renovables y el impacto sobre el medio ambiente en países dependientes de la minería y petróleo.

Por: José Fernando Isaza
  • 29Compartido
    http://www.elespectador.com/columna174227-indicadores-de-bienestar-y-desarrollo-economico
    http://www.elespectador.com/columna174227-indicadores-de-bienestar-y-desarrollo-economico
  • 0
insertar

En Colombia, el PIB se sobrevalora al no considerar la reducción de las reservas. La medida del PIB no capta el objetivo del desarrollo económico que es el bienestar, o un concepto más subjetivo y complejo como meta de la felicidad. En un país con alta concentración del ingreso como Colombia, un alto nivel del PIB por habitante no implica necesariamente bienestar colectivo. Considérese el siguiente ejemplo, si el 1% más rico de la población dispone del 20% del producto y el 10% más pobre tiene el 1% del PIB, en una reducción del 1% del ingreso de los más ricos, a través de impuestos y destinando estos recursos al 10% más pobre, permitirá incrementar en un 20% el ingreso de los más pobres.

En teoría esta transferencia se realiza a través del sistema impositivo. Poco de esto ocurre en nuestro país: los impuestos a las grandes empresas se reducen del 33% al 12%, al tiempo que se aumentan los gravámenes al IVA que afectan por igual a pobres y ricos; además se regalan recursos públicos a los sectores más opulentos; a esto se agrega que un alto porcentaje de los recursos del Gobierno se destina a la guerra y al pago de altas pensiones a sectores con mayor capacidad de gestión, como son los altos empleados públicos, las Fuerzas Armadas, los congresistas, las altas cortes; sin distribución del ingreso, el crecimiento del PIB, no aumenta el bienestar.
Una medida más adecuada es el Índice de Desarrollo Humano, que considera salud, educación, ingreso, esperanza de vida. Colombia mostró mejoras pero sigue más abajo de Cuba y Venezuela.

El presidente Sarkozy encomendó a un grupo de expertos, encabezado por Stiglitz y Amartya-Sen, la elaboración de una metodología para medir el bienestar y la calidad de vida. Se enfatiza en medidas de bienestar y sostenibilidad; crecer afectando la atmósfera disminuye calidad de vida; aumentar la producción pesquera llevándola a niveles de no sostenibilidad, lejos de generar bienestar lo disminuye. Consideran más importante medir el ingreso y el consumo que la producción, y a la vez medir la distribución de aquellos.

Como muchos bienes que antes se producían en los hogares, y ahora son de procedencia exógena, las estadísticas pueden mostrar aumento del producto, pero no necesariamente del consumo. El uso del tiempo para actividades personales, incluyendo el trabajo, es otro indicador que debe tenerse en cuenta.

La seguridad económica y la sensación de protección por parte del Estado, aún ante desastres naturales, aumentan la calidad de vida. Los derechos políticos y sociales como la participación política, la gobernabilidad, las conexiones y relaciones sociales, se consideran como indicadores de bienestar.

Hay mejor calidad de vida si, al oír en la madrugada un ruido en la puerta, es porque llegó el periódico y no porque las fuerzas de seguridad llegan sin orden judicial a detenerlo o a allanar su hogar, o al poder viajar en bus sin que los asesinos lo incineren. Con el mismo ingreso hay más bienestar si, no siendo afecto al Gobierno, los organismos de seguridad no escuchan sus conversaciones.

* Rector Universidad Jorge Tadeo Lozano

inserte esta nota en su página
TAGS:
  • 0
  • 10
  • Enviar
  • Imprimir
10
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio