Por: Felipe Zuleta Lleras

El ocaso de Chuki

EL CANDIDATO JUAN MANUEL SANtos sugirió veladamente que los estudiantes de la Universidad Santiago de Cali son de las Farc por haberle dicho Chuki.

Esto frente a la decisión justificada de los jóvenes de no permitirle hablar por considerarlo responsable en alguna medida de los falsos positivos. ¡Y les asiste la razón!

Nuevamente acude Santos al expediente de estigmatizar a sus opositores en una actitud irresponsable. Insinuar que estos muchachos son guerrilleros porque no le quisieron oír sus planteamientos uribistas —que, por lo demás, están cargados de argucias— es un gesto de irresponsabilidad y desespero que lo refleja de cuerpo entero.

¿Acaso ignora el candidato Santos que a él millones de colombianos le dicen Chuki pues ven en él la representación de la maldad, la mentira y el engaño? Eso es precisamente lo que están reflejando las encuestas que por minutos desfavorecen a Santos en favor del candidato Mockus.

Santos tiene unos comerciales de televisión que rayan en la extorsión emocional tratando de amedrentar a los votantes sosteniendo que si no votan por él volveremos a las bombas, los secuestros, etcétera. Cómo estarán de cansados los colombianos con todos los actos de corrupción y conductas ilegales de este gobierno, que hoy por hoy los ciudadanos sólo aspiran a volver a lo básico y elemental: no robarse la plata y cumplir la ley, ley que Santos violó al meterse en Ecuador para matar a Raúl Reyes y a un ciudadano ecuatoriano.

Les pregunto ¿qué pasaría si cuatro agentes del DAS, en una “acción de Estado” se van para París y matan allí a dos guerrilleros de las Farc condenados en Colombia por delitos atroces? Pues que los agarran las autoridades francesas y los meten presos por muchos años. Entonces, ¿por qué no puede Ecuador procesar a Santos por haber ordenado homicidios en ese país? Y que el doctor Santos no venga a decir que ese es un asunto del Estado, porque el Estado no se maneja a sí mismo y los responsables son los funcionarios.

Por eso veo con satisfacción, para los efectos de las madres de Soacha, la confesión que hizo Santos en un programa de TV Centro (21 de abril) en donde sostuvo: “El Estado es responsable por omisión en el caso de los falsos positivos”. ¿Quién actuaba en nombre del Estado? ¿Acaso no era Santos el ministro de Defensa?

Y ojo señor Fiscal General que de acuerdo con esta revelación la negligencia u omisión, cuando se trata de delitos de lesa humanidad, tipifica connivencia. Por eso le pido que tenga esta confesión como parte de la denuncia penal que por los falsos positivos presenté contra el ex ministro Santos. La omisión confesada por Santos era la prueba que hacía falta para que los responsables de estos crímenes paguen por sus delitos. ¡Usted tiene la palabra Sr. Fiscal!

~~~

Notícula.   ¿Será Felipe Jaramillo, el vendedor de las defectuosas pistolas Sig Sauer de la Policía, el mismo que tras bambalinas organizó un evento para Santos en el Country Club?

 

felipezuleta.blogspot.com

Buscar columnista

Últimas Columnas de Felipe Zuleta Lleras