16 Oct 2008 - 8:52 pm

Sobre los juegos de azar

Quiero referirme a la información publicada en la edición de El Espectador del pasado domingo 5 de octubre bajo el titular “Un narco en los juegos de azar”.

Por: Elespectador.com
  • 0Compartido
    http://www.elespectador.com/columna84379-sobre-los-juegos-de-azar
    http://www.elespectador.com/columna84379-sobre-los-juegos-de-azar
  • 0

Lo primero que debo decir es que nuestro gremio se duele de la forma ligera como se hacen afirmaciones, que supuestamente son las conclusiones  de un trabajo investigativo serio, pero que por su contenido parecen ser más bien deducciones o conclusiones que hace el periodista, las cuales terminan afectando el buen nombre h la imagen de quienes nada deben.

Como ustedes bien saben la responsabilidad penal es individual y no se pueden extender los efectos de las causas que pesan sobre una persona a todo un gremio, ni mucho menos hacer señalamientos a personas o empresas que no han sido vinculadas a ningún proceso.

Por lo anterior, le solicitamos muy respetuosamente al periódico no incurrir en ligerezas informativas de este tipo, pues en este gremio, como en muchos otros, pueden existir personas que se han equivocado y han cometido errores  que afectan su buen nombre, pero esa no es la realidad del sector como se quiere dar a entender, pues contrariamente a ese mensaje, la verdad es que la industria de los Juegos de Azar en Colombia ha avanzado bastante en su proceso de formalización y que sus empresarios son personas honestas, ligadas al Estado mediante contratos de concesión, que en su actividad están contribuyendo significativamente al desarrollo socioeconómico del país.

Baltazar Medina. Presidente de Feceazar. Bogotá.

Otra vez, los intelectuales

Hace algunos meses El Espectador albergó un debate entre columnistas y lectores alrededor de la elección de los “intelectuales más influyentes del mundo”, elegidos por los lectores de la revista Foreign Policy. Ahora le llegó el turno al concurso de intelectuales de Iberoamérica, organizado por la misma revista. Me refiero al número que esta en circulación (octubre-noviembre). En internet se puede votar por cinco de los cincuenta candidatos y/o proponer tres nombres, en la página: http://www.fp-es.org/los-50-intelectuales-mas-influyentes-de-iberoamerica. Quizá muchos de esos nombres no sean conocidos entre nosotros, y algunos de ellos, incluso, no acepten ser “intelectuales”. En el fondo, el ejercicio vale para mí en cuanto nos hace pensar en quiénes son los que piensan en público. A veces se confunde al “intelectual” con alguien que tenga fama o reconocimiento. No basta ser conocido para pensar y sugerir rutas para las sociedades.

Por Colombia están García Márquez, Álvaro Mutis y William Ospina. Debe sentirse orgulloso El Espectador por el primero y el último, que son símbolo de su pasado y presente. Sin embargo, desde hace muchos años no vemos a García Márquez entre nosotros "ejerciendo" el rol de "intelectual" (no es un reproche) y Mutis, declarado monarquista, no lo he ubicado nunca en esa categoría. En cambio, a William Ospina sí. Tanto en su columnas, como en sus ensayos, como en su labor en la revista Número. Esto me da pie para preguntar qué seguimos entendiendo por "intelectual" y que tan gastado está el término en este siglo XXI, cuando la opinión pública parece guiarse más por los grupos de facebook y por las presentadoras de farándula. O, por otra parte, ¿no entrarían en la lista de "intelectuales", los voceros de los corteros de caña o líderes indígenas? ¿Por qué no? Personalmente yo voté por Canclini, Castells, Monsivais y Almodóvar. Súgerí a Chico Buarque y Ricardo Piglia. Por último, ¿será que tenemos entre nosotros "intelectuales" de la talla de Edward Said o Michel Foucault?

Mario Santiago

Armenia.

Página de libros

Leo todos viernes la nueva página de libros de El Espectador. Veo que es un minúsculo espacio dedicado a libros de los que nadie habla, y que ojalá pueda crecer. Quisiera saber cuál es su circulación. ¿Sale todos los viernes? El viernes pasado fui a buscarlo al kiosko de Don Polo en la quinta y no salió. Pensé que encontraría algo, algún libro sobre el nuevo Premio Nobel de Literatura. A propósito de eso, he notado que hay una cierta cercanía y predilección por los libros argentinos en esa página. Me pregunto si no ha habido escritores argentinos que hayan ganado el Nobel... ¿Cuál será la razón? Hay tantos: Cortázar, Borges, Puig, Piglia, Pauls, Arlt, Macedonio, etc, etc. Por eso es tan ridículo que en un primer momento Argentina haya elegido como "representantes" suyos en la feria del libro en Frankfurt en 2010 a Evita Perón (¡), Fangio (¡), Gardel, y Maradona (¡¡¡), menos mal al final incluyeron, a las malas, a Borges y Cortázar. Por lo menos no llegaron a la desfachatez y al bochinche de llevar afiches de Hugo Chávez, como lo hace Venezuela en este momento, en la misma feria.

Ojalá hablen de escritores de otras latitudes. Les sugiero uno: el checo Nohumil Hrabal. Lo conocí en una bella edición de la editorial Aleph (¡qué bello y borgeano nombre!) con su novela Trenes rigurosamente vigilados. Algo más para los responsables de la página: quienes no vivimos en Bogotá, ¿cómo podemos conseguir los libros? He buscado en varias librerías aquí en Cali y no tienen ni idea.

Tito Smith Cali.

Envíe sus cartas a lector@elespectador.com

  • 0
  • 0
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Defensor apoya adopción de parejas del mismo sexo
  • No puedo confiarme: Nairo Quintana
  • Bus del SITP chocó contra un hotel en el occidente de Bogotá

Lo más compartido

  • Tras más de un año de sequía, la lluvia volvió a La Guajira
  • Medellín y Santiago de Chile, las mejores ciudades para vivir en Latinoamérica
  • "Si quiere llamarme alarmista hágalo"
0
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio