opinion
Titulo para SEO: 
Posibles orígenes de la venezolanización
Cambiar autor: 
Álvaro Forero Tascón
Versión Ipad
did: 
95805

Por fin estamos mirándonos en el espejo de los excesos de Venezuela, pero tendemos a ver solo los síntomas y no a buscar sus orígenes.

Lead o teaser: 
Ignorando señales críticas de hastío de un sector creciente del electorado con la politiquería, el sistema político clientelista abrió un segundo frente de batalla, esta vez por la izquierda, contra Gustavo Petro.
Versión Ipad
did: 
94456

La destitución de Petro por parte de la institución que protege los intereses de los partidos políticos —quienes eligen y reeligen al procurador para que los “vigile”— es de una gran torpeza política. Porque no sólo liberó a Petro de la difícil tarea administrativa que estaba consumiendo su capital político —la Alcaldía de Bogotá—, sino que produjo un absceso en la democracia que Petro utilizará, con su conocida habilidad política, para golpear sin piedad al sistema político.

Lead o teaser: 
Ante sus problemas de legitimidad, el sistema político colombiano había perfeccionado un atajo para simular legitimidad democrática: el clientelismo.
Versión Ipad
did: 
92973

 Eso le permitió, en la segunda mitad del siglo pasado, ser una isla en un subcontinente caracterizado por el populismo, el caudillismo y el autoritarismo. Y mediante un pacto entre el poder nacional y el regional, que el Gobierno Nacional quedara en manos de una élite tecnocrática liderada por presidentes como Alberto Lleras, Carlos Lleras, Virgilio Barco y César Gaviria, que instituyó reformas de corte liberal, manteniendo la tradición modernizante iniciada por Olaya Herrera y López Pumarejo en los años treinta.

Lead o teaser: 
Como la verde hace cuatro años, la gigantesca ola blanca de electores inconformes romperá antes de llegar a tierra, y no producirá efectos perdurables.
Cambiar autor: 
Álvaro Forero Tascón
Versión Ipad
did: 
91449

Pero no por eso la intención de voto en blanco en niveles del 30% del electorado (sumado a indecisos es la mitad) deja de ser el hecho político de estas elecciones, como lo fue la ola de apoyo a la candidatura de Antanas Mockus en las anteriores. Ambas son expresiones de un mismo fenómeno: el rechazo de una porción de la sociedad colombiana al sistema político clientelista, que es a su vez representativo de la tendencia a la ilegalidad que se manifiesta más claramente en el ámbito público.

Titulo para SEO: 
La tradición liberal bajo la paz
Lead o teaser: 
Al final del gobierno de Álvaro Uribe muchos creían que se había roto para siempre la tradición política vigente desde el inicio del Frente Nacional.
Versión Ipad
did: 
89980

Una tradición de gobiernos de centro derecha, matizada por períodos con acento hacia la derecha (gobierno Turbay) y la izquierda (administración Samper), y por más reformismo (gobiernos Lleras Restrepo y Gaviria) o menos (administraciones Pastrana).

Lead o teaser: 
Así como los ciudadanos no cambian gobiernos en medio de las guerras, es posible que los colombianos no cambien de gobierno en medio de un proceso para terminar la guerra. Ningún presidente estadounidense ha sido derrotado para su reelección en tiempos de guerra.
Cambiar autor: 
Álvaro Forero Tascón
Versión Ipad
did: 
88427

Algunos dirán que una cosa es la guerra y otra muy distinta la paz, y más aún, que una cosa es la victoria militar y otra el armisticio. Pero el sentido de que no es tiempo de cambiar de rumbo cuando se está en medio de una situación que puede afectar gravemente el futuro en materia de seguridad no aplica solamente para cuando se está a punto de ganar la guerra. Es el caso de Nixon con Vietnam, cuya delicada función era sacar al país de una guerra perdida sin perder la dignidad; “paz con honor” se llamó.

Lead o teaser: 
La guerra contra las Farc nunca fue una guerra contra el terrorismo, siempre ha sido una guerra contra el comunismo.
Cambiar autor: 
Álvaro Forero Tascón
Versión Ipad
did: 
87142

Por eso, a algunos colombianos no les cabe en la cabeza hacer la paz con el comunismo. El “rechazo a la impunidad” de los enemigos del proceso de paz es más una cuestión de ideología, que de justicia y de derechos humanos. Perdonar los delitos de los cabecillas de la guerrilla y permitirles acceso al Congreso equivale, para algunos, a legalizar el comunismo en un país en que ha estado proscrito en la práctica durante cincuenta años.

Lead o teaser: 
Uno de los principales temores de los enemigos del proceso de paz es que un eventual acuerdo abra las compuertas para que la izquierda llegue al poder. Pueden tener razón en que la desaparición de la violencia política desencadenaría una apertura que cambie la estructura actual de la política.
Versión Ipad
did: 
84995

Sin la mordaza de la violencia, la izquierda adquirirá la legitimidad de que carece hace cincuenta años, y muchos conflictos sociales que permanecían ahogados por la satanización de la protesta pueden desembocar en movilización social. Los paros recientes pueden ser una primera señal.

Lead o teaser: 
“Mandela reivindicó a las mayorías sudafricanas, no secuestró, ni torturó ni asesinó a diputados como el narcoterrorismo”, escribió el expresidente Álvaro Uribe en Twitter.
Cambiar autor: 
Álvaro Forero Tascón
Versión Ipad
did: 
83581

La discusión sobre si el ejemplo de Nelson Mandela es aplicable al caso colombiano hay que hacerla con seriedad, sin limitarse a loas personales al expresidente sudafricano, y mucho menos a tergiversaciones demagógicas sobre su ejemplo. Esa discusión permite salir del odio, el dolor y los intereses políticos y económicos locales, para entender el conflicto colombiano en el contexto universal que tiene.

Lead o teaser: 
Hay una explicación sencilla para lo que está sucediendo en la política colombiana: la derecha está dando una lucha sin cuartel para evitar que la agenda nacional se siga moviendo hacia el centro.
Cambiar autor: 
Álvaro Forero Tascón

Los sectores políticos logran apoderarse de las agendas nacionales cuando las circunstancias permiten que sus temas afines suban al primer lugar de las preocupaciones populares. La derecha generalmente sube al poder cuando la prioridad es la seguridad, y la izquierda gobierna cuando los ciudadanos están más preocupados por mejorar los ingresos o las condiciones sociales de las mayorías.

Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio