Versión Ipad
did: 
87001

Lo dijo muy claro Doña María Luisa Piraquive, pastora de la Iglesia de Dios Ministerial de Jesucristo Internacional (sic), secta asociada al partido MIRA: “No deben predicar aquí los mochos, tuertos, bizcos, mudos, sarnosos, ni los enfermos de tiña, escorbuto, eccema o sabañones. No deben subir al púlpito por razones de conciencia. ¡Y de la estética! Eso queda mal”. Quizá recordó en ese momento que el partido MIRA fue uno de los promotores de la Ley Antidiscriminación, y lanzó el anatema: “Los discapacitados que se atrevan a demandarnos serán castigados por Dios”.

Lead o teaser: 
Una de mis manías es coleccionar párrafos. Transcribo aquí algunos para ponerlos a la consideración de los lectores.
Versión Ipad
did: 
86352

“En el siglo VII un hombre montado en un camello y acurrucado entre dos sacos, uno de higos y otro de trigo, entró en Alejandría. Estos dos sacos, y por añadidura un plato de madera, constituían todas sus riquezas. Este hombre sólo se sentaba en el suelo, y no se alimentaba más que de pan y de agua. Había conquistado la mitad del Asia y del África. Había asaltado o quemado treinta y seis mil ciudades, aldeas, fortalezas y castillos. Había destruido cuatro mil templos paganos o cristianos. Había edificado mil cuatrocientas mezquitas.

Lead o teaser: 
Hacia 1980 un amigo, el judío Jaime Fleizsaker, tuvo la ocurrencia de formular una teoría general del azar y, corolario judío, una ecuación para calcular los resultados de la lotería. Andaba inspirado porque acababa de enterarse de que la física cuántica y la termodinámica estaban basadas en la estadística.
Cambiar autor: 
Julio César Londoño
Versión Ipad
did: 
85234

Conocía, claro, los modestos estudios de cálculo de probabilidades realizados por dos tahúres del siglo XVII, el místico Blaise Pascal y el matemático Pierre de Fermat. Sabía que los chinos trataban el azar con una familiaridad francamente confianzuda desde los tiempos del I Ching. Pero estaba convencido de que esas nebulosas podían precisarse. “Con un poco de suerte —repetía—, convertiré estas supercherías en ciencia dura”.

Lead o teaser: 
¿Por qué tanto revuelocon la muerte de Gabo? La respuesta es obvia: porque es... porque era uno de los grandes de la historia de las letras.
Versión Ipad
did: 
96205

 El Homero del Caribe, digamos. ¿Y cómo sabemos que era el Homero del Caribe? La respuesta ya no es tan obvia. Quizá ni él mismo lo sabía. Una tarde en la habana, William Ospina se lo preguntó: ¿cómo hace usted para atrapar con un mismo lenguaje a lectores tan distintos, a ingenieros, críticos, diplomáticas, estudiantes, lectores de edad...?

Titulo para SEO: 
El oficio de clasificar
Lead o teaser: 
Por curiosidad, pulsión de asombro o alguna otra maldición, el hombre se echó sobre sus hombros la insensata obligación de descifrar el universo.
Versión Ipad
did: 
95667

Ni más ni menos. Como el objeto es demasiado prolijo, lo hemos parcelado minuciosamente, operación inseparable del acto de clasificar. Por esto, los manuales de las ciencias y los libros sagrados empiezan todos con una clasificación.

Titulo para SEO: 
Un foro por la paz
Lead o teaser: 
La semana pasada tuyo lugar el “Foro del arte y la cultura por la paz” del Instituto Distrital de las Artes.

Como era de prever, el evento se volvió un mitin petrista. Se dijo que la mamá del procurador era una nosecuántas, que la destitución de Petro no tenía perdón de Dios... hasta que exploté y dije que Petro no había sido capaz de liderar ni siquiera su propia secta y que ya estaba muerto políticamente en diciembre, cuando lo resucitó temporalmente el fallo de la Procuraduría. No me lincharon porque Alá es grande.

Titulo para SEO: 
Los pilares del mundo
Lead o teaser: 
A veces me gusta mi especie. En cada persona con que me cruzo veo una criatura frágil, como yo, y grandiosa, como los mejores.
Versión Ipad
did: 
94224

Me imagino todo lo que habrá tenido que hacer para estar ahí, para vestir con sencillez y decoro, para comer con frugal balance, para sacar adelante a sus hijos, para seguir con su mujer a pesar de tanta tentación que Dios crea y el demonio desarrolla; me imagino los estudios, los sobregiros, las colas, los trámites, las humillaciones... y me enternezco.

Titulo para SEO: 
Sobre nuestra %&#?! condición
Lead o teaser: 
El resultado de las elecciones dejó insatisfecho a todo el mundo.
Versión Ipad
did: 
93581

“Perdió el país —escribió Antonio Caballero—. En Colombia lo único democrático es la corrupción”. También quedó inconforme el presidente, que necesitó la manguala de tres partidos para obtener una victoria precaria sobre Uribe. También quedó inconforme el delirante Uribe, que esperaba la delirante cifra de 40 curules. Tampoco le gustó la cosa a León Valencia: “Los herederos de la parapolítica y los líderes vinculados a nuevas ilegalidades lograron una asombrosa representación: 70 congresistas”.

Titulo para SEO: 
El robo de Esquilo
Lead o teaser: 
El último día del verano del 347 a.C., el faraón Ptolomeo I Soter se levantó de malas pulgas, miró por la ventana la mole de Keops y rezongó: “Piedras, piedras... un día sólo serán polvo. Hay que construir algo mejor”.
Versión Ipad
did: 
92831

Como tenía sangre griega, se le ocurrió que las ideas eran más sólidas que las piedras, empezó a rumiar los cimientos de un edificio intelectual y ese mismo día ordenó a sus ingenieros la construcción de un esbelto complejo arquitectónico —de piedra, naturalmente—.

Titulo para SEO: 
El progreso y el voto
Lead o teaser: 
El progreso es un concepto desacreditado. Hoy, nadie cree en el progreso de nada, ni siquiera del arte.

Las únicas cosmologías que acepta el hombre contemporáneo son las apocalípticas. Quién soporta, digamos, un filósofo feliz. Quién puede tomarse en serio a un pensador que no vea el final del mundo a la vuelta de la esquina, el infierno tan temido en el calentamiento global, la agonía de la democracia en el vórtice de la plutocracia, la dilución del conocimiento en el bostezo de la escuela y en la algarabía de internet, el eclipse del amor en la implacable rutina del matrimonio.

Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio