Sebastian Vettel ganó el Gran Premio de Malasia

Polémica en Red Bull por la victoria del piloto alemán.

El piloto alemán Sebastian Vettel (Red Bull), triple campeón del mundo de Fórmula Uno, completó este domingo un fin de semana excepcional al ganar el Gran Premio de Malasia, segunda prueba de la temporada, en una carrera en la que el español Fernando Alonso (Ferrari) rompió el alerón delantero y abandonó en la segunda vuelta.

Vettel fue el mejor tras las 56 vueltas que se dieron al trazado de Sepang -de 5.543 metros-, para completar un recorrido de 310,408 kilómetros en una hora, y ganó por delante de su compañero de equipo, el australiano Mark Webber, que fue segundo, y del inglés Lewis Hamilton (Mercedes), que también subió al podio, al finalizar tercero. 

 

Vettel aseguró que no está "muy orgulloso" del triunfo logrado y que debe "una disculpa a Webber y a todo el equipo".

"Pido perdón a Mark (Webber). Él estaba intentando conservar el coche y los neumáticos y yo tomé la decisión de adelantarlo cuando lo estaba haciendo. No debería haberlo hecho", dijo Vettel tras el gran premio.

"No me importa la crítica, pero debo una explicación a Mark y a todo el equipo. Es un triunfo del que no estoy muy orgulloso. Hoy debería ser Mark el que estuviera en lo alto del podio", apuntó piloto alemán.

 

Por su parte Webber aseguró al término de la carrera que su compañero de escudería, el alemán Sebastian Vettel, "no hizo caso a las órdenes de equipo".

"Después de la última parada en boxes, el equipo me dijo que la carrera había terminado y que arriesgáramos lo menos posible de cara al final", explicó enfadado el australiano.

"Yo también quiero correr -añadió-, pero Red Bull tomó una decisión que solemos acordar antes de cada carrera, que suele ser la de cuidar los neumáticos y proteger los bólidos".

 

Aí mismo, el inglés Lewis Hamilton (Mercedes), dijo tras la disputa del Gran Premio de Malasia, en el que finalizó en tercera posición, que su compañero en la escudería alemana, Nico Rosberg, cuarto,  "merecía estar en el podio".

"Todo el equipo hizo un trabajo fantástico hoy, pero, si soy sincero, creo que debería ser Nico (Rosberg) el que estuviera subido al podio", explicó el piloto inglés tras la carrera.

Rosberg, de 27 años, concluyó el gran premio en cuarta posición, después de tener que aceptar a regañadientes órdenes del equipo, que no le permitió adelantar a Hamilton, pese a rodar más rápido que él.