Capitulo tres: Cleveland Cavaliers y Golden State Warriors en una nueva final de la NBA

Por tercer año consecutivo, los equipos más importantes de baloncesto se enfrentarán por el título de la temporada. El equipo comandado por LeBron James llega como el campeón defensor.

AFP

Dicen que a la tercera va la vencida, y el tercer enfrentamiento consecutivo en una Final NBA entre Cleveland Cavaliers y Golden State Warriors será la oportunidad para que uno de ellos consiga el fin deseado: afianzarse como dinastía absoluta.

La final por el campeonato 2016-2017 de la NBA arrancará el jueves en la arena de los Warriors en Oakland, en una serie al mejor de siete partidos.

Los Cavaliers de LeBron James llegan en papel de defensores, luego de ganar (4-3) la final pasada ante Warriors, campeón de 2015.

Golden State fue el mejor equipo de la temporada regular con 67 victorias y 15 derrotas, y empujado por sus estrellas Kevin Durant y Stephen Curry avanzó  a esta final con récord perfecto de 12-0 en los playoffs eliminatorios.

Ganando todos sus partidos con casi 17 puntos de ventaja, barrieron las series contra Portland (4-0), Utah (4-0) y San Antonio (4-0), algo nunca visto en la historia de los playoffs de la NBA. 

Los Cleveland de James necesitaron un partido más, pero igual estuvieron impresionantes al dominar a Indiana (4-0), Toronto (4-0) y Boston (4-1).

James vs Durant 

Por primera vez, LeBron James y Kevin Durant se verán en una cancha disputando una final de la NBA.

El 'King' James ha sido la fuerza más dominante en el último quinquenio, con tres premios al Jugador Más Valioso de las Finales, luego de ganar dos títulos con Miami Heat (2012 y 2013) y uno con Cleveland (2016).

LeBron ha ganado la mitad de los últimos ocho trofeos de MVP de temporadas regulares, en tanto KD se llevó su único galardón en 2013 y Stephen Curry en 2014 y 2015.

Los apostadores de Las Vegas dan favoritos a Golden State dado el refuerzo que ha significado Durant esta campaña para los Warriors. 

Las bazas favorables se apoyan en que con Durant en la duela, es muy difícil que Golden State vuelva a sufrir la humillación de la pasada final, cuando luego de ir ganando la serie 3-1 fue barrido en los últimos tres partidos por Cleveland y un tornado llamado LeBron James.

James promedia 32,5 puntos por partido desde el inicio de los playoffs y jugará su séptima final consecutiva, la octava de su carrera. 

"Golden State es probablemente uno de los mayores desafíos de mi carrera (...) Realmente es un equipo de muy alto nivel y sin embargo he jugado contra otros equipos grandes", admitió James, que a sus 32 años amenaza el reinado del mítico Michael Jordan.

La semana pasada, LeBron le arrebató a Jordan su récord de puntos anotados en los playoffs. 

La única experiencia de Durant en una Final fue en 2012 y resultó amarga, al caer en cinco juegos con el Oklahoma City Thunder contra el Miami Heat de LeBron.

Su progresión ofensiva en estos playoffs ha sido fantástica, con 21 puntos promedio en la primera ronda; 24.5 en la segunda y 28 en la final del Oeste.

Stephen Curry y Kyrie Irving serán en esta serie los dos Robin que acompañen a los superhéroes James y Durant, capaces de decidir por sí mismos los partidos.

"Sabemos qué esperar en esta serie. Será complicado y duro, pero ahora tenemos un equipo más completo", expresó Curry, quien en la final del pasado año se vio limitado al lesionarse la rodilla.

Los Cavs están molestos de que no se les considere favoritos en esta final, y algunos como Kevin Love recuerdan: "Todavía somos los campeones".