Giovanny Urshela, el tercera base colombiano con chapa de estrella

El pelotero cartagenero se convirtió en en el primer pelotero nacional en impulsar cuatro carreras desde que lo hizo Edgar Rentería en agosto de 2011 con los Rojos de Cincinnati.

Giovanny Urshela, tercera base de los Indios de Cleveland. AFP

“Giovanny Urshela tiene todo para convertirse en el mejor bateador colombiano en la historia de las Grandes Ligas”, dijo en alguna oportunidad el narrador de béisbol de Win Sports Orlando Palma, quien ha seguido de cerca los pasos del tercera base. Y no está equivocado. El pelotero tiene una fuerza descomunal en los brazos y tiene marcada su zona de strike. Cuando batea la pelota sale con una velocidad sorprendente y tiene la capacidad de batear para cualquier lado del diamante. Su mirada fija en la bola y su concentración, lo convierten en bateador innato y lo demostró el jueves 24 de agosto contra los Medias Rojas de Boston, equipo contra el que impulsó cuatro carreras.  

“Sin temor a equivocarme y sin el ánimo de ofender a nadie, en mi opinión Urshela será el mejor tercera base defensivo en la historia del béisbol colombiano", dijo José 'Tito' Quintero, cazatalentos de los Atléticos de Oakland. "Es un monstruo”, agregó. Defensivamente está por encima del promedio. Su capacidad de reacción es como la de pocos. Y cuando ve que depronto ve que no va a alcanzar la pelota, vuela y de forma milagrosa la obliga a quedarse en el guante. A lo anterior se suma que tiene un brazo poderoso y sus lanzamientos casi siempre van al pecho del primera base. 

El amor de Urshela por el béisbol inició a una temprana edad, apenas tenía cuatro años cuando ya lo practicaba. Lanzaba e intentaba batear. No era muy ortodoxo, pero desde entonces empezó a demostrar que tenía las destrezas de pocos. Por eso, cuando cumplió los 10 años era una de las grandes estrellas de Comfenalco, equipo con el que además fue una de las revelaciones en un torneo de Pequeñas Ligas llevado a cabo en Panamá en 2004.

Además de esa destreza que demostró siempre dentro de los diamantes, Urshela fue un deportista apasionado. Aparte de batear y fildear, el cartagenero también se destacó como portero de microfútbol y como basquetbolista, pero al final siempre fue un bate y un guante los que llegaron a quitarle el sueño. El campocorto fue su anhelo, como todos los jóvenes, creció viendo jugar a Orlando Cabrera y a Edgar Rentería en Grandes Ligas y esos fueron sus pasos a seguir.

Sus habilidades eran sorprendentes tanto así que en febrero de 2007 descrestó a la organización más poderosa del béisbol, los Yanquis de Nueva York. A pesar de una lesión de meniscos en la rodilla izquierda, los Bombarderos del Bronx nunca le quitaron el ojo al prospecto colombiano. Pero el error de la novena de Nueva York fue dejar de contar con los servicios de José Tito Quintero, apoderado del pelotero, quien al año siguiente cuando estaba con Cleveland llevó a joven a que se probara con los Indios, equipo que también se rindió ante las cualidades de Giovanny Urshela, lo único que le pidieron fue que cambiara de posición debido a que recién contrataban a un joven dominicano en el campocorto, pero eso al final no fue un impedimento.

Su guante y su bate mejoraron una vez firmó con la organización, en 2009 estuvo un mes en la sucursal del equipo en dominicana y de allí pasó a la categoría novata en Estados Unidos, a partir de allí necesitó de un año para ascender por las divisiones inferiores de los Indios hasta llegar al equipo grande. “Giovanny tiene uno de los brazos más fuertes y precisos que he visto en toda mi vida”, señaló Tito Quintero, que también afirma que el tercera base ganó poder en su estadía en Estados Unidos debido a que en 2010 lo hicieron subir más de 30 libras para convertirse en uno de los bateadores centrales en una alineación.

Con el tiempo fue ganando terreno en la organización de los Indios de Cleveland. Debutó un 9 de junio de 2015 en Grandes Ligas, pero desde que llegó Terry Francona a la organización le han dado tiempo para que mejore esas habilidades con las que dejado con ojos abiertos a propios y extraños en Venezuela y alrededor de las Ligas Menores. Este año nuevamente le abrieron un hueco en el roster de 25 y no lo ha desaprovechado. Su defensiva se ha convertido en su fuerte y el jueves dio un aviso de lo que puede hacer con el bate. Paso a paso Giovanny Urshela se va abriendo paso en las Grandes Ligas. 

@J_Delahoz

jdelahoz@elespectador.com