José Quintana perdió en su primera salida de la temporada

El lanzador colombiano lanzó 5.1 entradas en la derrota de los Medias Blancas 6-3 frente a los Tigres de Detroit.

José Quintana lanzó 5.1 entradas en el día inaugural de los Medias Blancas de Chicago. AFP

Cualquier turno al bate puede cambiar la historia en un juego de béisbol. Y así le pasó a José Quintana en su primera apertura de día inaugural. El octavo bateador de los Tigres de Detroit, el novato JaCoby Jones, le cambió por completo el encuentro al zurdo colombiano. Con dos hombres en bases, el derecho se sacó de encima un lanzamiento rompiente y con un swing de golf mandó la pelota a las gradas. Jonrón de tres carreras. Ese ‘palo’ sacó mentalmente a Quintana de una segunda entrada en la que permitió cinco carreras y al final fue la diferencia para que los Medias Blancas de Chicago perdieran 6-3 contra los Tigres.

Ese fue un inning lapidario para el lanzador nacido en Arjona, que tuvo que realizar 32 pitcheos para sacar los tres outs. Esas cinco anotaciones fueron suficientes para que el abridor de la novena de Detroit, Justin Verlander, manejara con tranquilidad su partido y maniatara a una ofensiva con poco poder como la de los Medias Blancas. Tras esa entrada para el olvido, Quintana intentó mantener la compostura en el montículo y trató de contener a los Tigres, pero Ian Kinsler le hizo daño en la cuarta entrada con un cuadrangular solitario.

Pero fuera de ese segundo inning, José tuvo una buena presentación. En esas 4 1/3 de entradas restantes tan solo permitió una carrera (el jonrón de Kinsler), dos imparables y dos bases por bolas. Más allá del cuadrangular permitido logró frenar a una ofensiva difícil como la de los Tigres y aún más, dominó al tercer y cuarto bate -los venezolanos Miguel Cabrera y Víctor Martínez-, quienes tan solo pudieron conectarle un imparable y una base bola.

Quintana terminó su presentación en la sexta entrada después de otorgarle una base por bolas al receptor James McCann. El relevista Jake Petricka lo reemplazó y sacó la entrada dominando a JaCoby Jones y a José Iglesias. La ofensiva de los Medias Blancas intentó reponerse de esa segunda entrada, pero nunca contó con el bateo oportuno. Se fueron de 9-0 con jugadores en posición de anotar y eso jugó en contra de un equipo que conectó ocho imparables y dejó a siete hombres en circulación.

Lo positivo para los Medias Blancas fue que sus relevistas se vieron bien. Entre Preticka, Putnam e Ynoa solo permitieron un hit y tres bases por bolas, pero ninguna carrera. Se vieron fuertes ante una ofensiva siempre complicada como la de Detroit. José Quintana sufrió su primera derrota de la temporada ante 36.534 asistentes al Guaranteed Rate Field. Justin Verlander ganó su primer juego y Francisco Rodríguez salvó. La próxima salida de Quintana sería el domingo en Minnesota frente a los Twins, será el último juego de la serie.