Julio Teherán logró su primera victoria de 2017

El colombiano lanzó seis entradas en el partido contra los Padres de San Diego y se convirtió en el primer pitcher en ganar en el SunTrust Park, nueva casa de los Bravos de Atlanta.

Julio Teherán logró su primera victoria en el SunTrust ParkAFP

De tres salidas necesitó Julio Teherán para conseguir su primera victoria en la temporada 2017 de las Grandes Ligas. El colombiano, que no tuvo su mejor presentación en el montículo, lanzó seis entradas, en las que permitió cinco imparables, otorgó cuatro bases por bolas, golpeó a dos bateadores y le anotaron dos carreras. No fue dominante, pero aún así logró salir por la puerta grande en su primera presentación en SunTrust Park, que es el nuevo estadio de su equipo. Los Bravos vencieron 5-2 a los Padres de San Diego.

Julio tuvo algunos inconvenientes, principalmente con su recta y en la localización de los lanzamientos. Hubo momentos en los que no alcanzó las 90 millas por hora (mph) y cuando lo hizo se mantuvo en las 91 mph, entre dos y tres millas por debajo de lo que habitualmente lanza. Sin embargo, los bates de los Padres no lo aprovecharon. Solo fue en la segunda entrada cuando el lanzador Jhoulys Chacin y el jardinero Manuel Margot le conectaron sencillo para igualar el partido a dos.

Pero hubo un enfrentamiento que direccionó el partido a favor de Teherán. En la tercera entrada, después de caminar a Travis Jankowski y de permitirle imparable a Wil Myers, el colombiano enfrentó a Yangervis Solarte y en el tercer lanzamiento, con un slider, dominó al venezolano. Bateó un rodado a primera base Freddie Freeman, quien inició una jugada que terminó en una doble matanza. Eso acabó con un intento de rally (varios imparables, que termina en anotación) por parte de la ofensiva de San Diego.

El cartagenero también logró zafarse de una entrada difícil en la sexta cuando inició golpeando a solarte y otorgándole una base por bolas a Ryan Schimpf. Nuevamente dos hombres en base sin outs. Pero Teherán apretó el brazo. Dominó a Hunter Renfoe y a Erik Aybar con dos sliders y ponchó a Austin Hedges para salir sin permitir carrera de la sexta, que fue su último inning. Lanzó en total 105 lanzamientos, de los cuales 66 estuvieron en la zona de strike.

Ofensivamente el colombiano recibió el apoyo de carrera necesario para ganar su primer encuentro de la temporada. En la primera entrada, Nick Markakis conectó un doblete por el jardín derecho, que impulsó a Ender Inciarte y a Freddie Freeman. En la cuarta, Teherán sacó un roletazo por el centro del diamante, que se convirtió en imparable. Impulsó a Tyler Flowers y en la sexta Inciarte conectó el primer cuadrangular en el estadio, con el que impulsó a Emilio Bonifacio. Esas fueron las cinco carreras de la novena dirigida por Brian Snitker.

A lo anterior se sumó, que los lanzadores relevistas respondieron. José Ramírez, Aroldys Vizcaino y Jim Johnson se combinaron para sacar la séptima, octava y novena entrada sin permitir carreras y ponchando a tres bateadores. Fue la segunda victoria consecutiva de los Bravos y tercera en el año. La próxima salida de Teherán está pactada para el miércoles 19 de abril contra los Nacionales de Washington.