"Es difícil para todos vernos en esta posición, pero así es la vida": Nairo Quintana

El ciclista colombiano afirmó que no está acostumbrado a que "le duelan las piernas más de lo normal". También aseguró que no estaba de acuerdo con su padre, quien había criticado al Movistar por haber corrido Giro y Tour.

Nairo se ubica en el puesto 11 a más de 6 minutos del líder, Chris Froome. EFE

Nairo Quintana señaló este lunes, en la jornada de descanso de un Tour de Francia en el que ya no peleará por el triunfo final, que "hay que ser buenos perdedores", añadiendo el colombiano que "muchas veces hago oídos sordos a las críticas", cuando viene de gente "que no entiende". (Aquí, nuestro especial del Tour de Francia)

"Con los aficionados colombianos tengo solo agradecimiento y nada más que agradecimiento por todo el apoyo. Venimos tan mal acostumbrados que siempre donde nos presentamos estamos de primeros, ya sea ganando o siempre luchando por el triunfo. Es difícil y es un golpe moral para todos vernos en esta posición, pero así es la vida. Hay que aceptarlo, hay que saber ser buenos perdedores, así como hemos sido muchas veces buenos ganadores", afirmó Nairo Quintana en rueda de prensa en Le Puy en Velay.

Tras la decimoquinta etapa del Tour de Francia, el domingo con final en Le Puy en Velay, donde el ciclista del Movistar perdió 3 minutos y 54 segundos respecto a los favoritos, Quintana es undécimo en la general a 6 minutos y 16 segundos del líder, el británico Chris Froome.

"La verdad es que muchas veces hago oídos sordos a las críticas. Algunas veces son personas que no entienden, que no ha montado en una bicicleta, que no sabe qué es sufrir, que no sabe qué es hacer sacrificios. Pero llevamos un año muy bueno, no solo para mí, sino para todo el equipo. Estamos lamentando la caída de Alejandro Valverde en el prólogo. Con él, estaríamos de otra manera", explicó el ciclista de 27 años.

Después de haber sido dos veces segundo y una tercero en sus tres participaciones anteriores del Tour, este año tiene difícil estar en el podio.

"La situación de este año se vive con amargura porque no es ni bueno ni bonito ni fácil que te duelan las piernas más de lo normal y menos cuando no estás acostumbrado a estar así. Ahora es aceptar esta situación y terminar de la mejor manera", indicó.

¿Una mala estrategia?

Tras el final del Tour, tocará analizar si fue una buena decisión disputar la misma temporada el Giro y la ronda francesa.

"Vinimos aquí con la ilusión de hacerlo mejor, como otros años. Las fuerzas empezaron a pesar un día, otro día. Se me hizo muy corto el tiempo de recuperación desde el Giro. No nos hemos sentado a analizar si fue una cosa u otra. Ya nos sentaremos a analizarlo. Queremos terminar bien el Tour, tomar un buen descanso y volver a comenzar", explicó.

En 2018, habrá una semana más de descanso entre el Giro y el Tour, pero para Nairo la experiencia de este año le hará probablemente evitar en el futuro la misma experiencia.

"Una semana puede hacer cambiar las cosas, el tener más recuperación, le da más aire a uno. No sé si voy a volver intentarlo", afirmó.

"No sé si algún día volveré a probar. Si se planifican las cosas, de pronto se podría volver a hacer", añadió.

"No comparto las críticas de mi padre"

"Hace algunos días que no hablo con mi padre. Tiene sus conceptos. Lo que la gente le dice. Se deja emborrachar por los elogios de la gente, por sus palabras, por sus frustraciones, de una u otra manera, de todos los colombianos", afirmó Nairo Quintana sobre las declaraciones de su padre, Luis.

"Siempre que estamos delante y estamos ganando nadie dice nada y todo es perfecto. Son palabras (las de su padre) de rabia, del momento. Creo que es para no darle importancia y no las comparto", concluyó.

Luis Quintana, padre del ciclista Nairo Quintana, había criticado al Movistar esta semana, antes de la etapa del viernes, afirmando que su hijo no debió correr el Giro de Italia, cuando su objetivo más importante era ganar el Tour de Francia.

"Los colombianos estamos protestando (al Movistar) porque están quemando a Nairo Quintana, pues no debió correr el Giro si lo llevaban para el Tour", dijo el padre de Nairo Quintana, un día antes del segundo puesto del ciclista en Foix.