Publicidad
Ciclismo 6 Mar 2013 - 11:10 pm

Comprometedora charla del ciclista con Eufemiano Fuentes

Santiago Botero, en el ojo del huracán

Este miércoles, en el juicio que se adelanta por la ‘Operación Puerto’, se escuchó nuevamente el nombre del expedalista colombiano.

Por: Redacción Deportiva
  • 34Compartido
    http://www.elespectador.com/deportes/ciclismo/santiago-botero-el-ojo-del-huracan-articulo-408798
    http://tinyurl.com/lkarrmy
  • 0
insertar
El ciclista colombiano fue exonerado en una primera investigación por dopaje. / EFE

Este miércoles, durante la segunda sesión de audiencias en el juicio de la ‘Operación Puerto’, proceso que permitió desarticular una red de dopaje en el deporte de élite español, liderada por el doctor Eufemiano Fuentes, volvió a escucharse el nombre del ciclista colombiano Santiago Botero.

Dicha organización ofrecía diversas prácticas ilícitas a sus clientes para mejorar el rendimiento, como hormonas (incluyendo EPO, testosterona y otros anabolizantes), medicamentos y transfusiones sanguíneas.

Las conversaciones, aportadas por la Guardia Civil Española y escuchadas ayer, que fueron grabadas entre el 17 y el 22 de mayo de 2006, confirmaron que el médico sabía que uno de sus teléfonos estaba intervenido y así lo hizo constar, incluso en tono jocoso, en alguna de ellas.

En otra, Fuentes le recomendó al antioqueño que esperara a terminar una jornada de la Vuelta a Cataluña 2006 para seguir con su tratamiento, porque “después de una etapa muy dura sienta mejor” y “no es para andar más, sino para poner la base para después”.

“Prefiero que lo hagas mañana, después de una etapa muy dura, porque sienta mejor. Esto no es para andar más, sino para poner la base para después, pero poniendo la base uno se queda mal. Cuanto más cansado estés, mejor, mañana tu cuerpo está más receptivo. Todo lo que mañana sufras te viene bien para la comidita esa”, le explicó Fuentes al corredor colombiano, entonces en el equipo Phonak.

Santiago Botero, campeón del mundo en la contrarreloj de 2002 y ganador de varias etapas en el Tour de Francia y la Vuelta a España, fue exonerado por la Comisión Disciplinaria de la Federación Colombiana de Ciclismo por considerar que las pruebas aportadas contra él, sobre su implicación en la ‘Operación Puerto’ no estaban “validadas ni autentificadas” por “autoridad judicial competente”.

No obstante, el audio que se escuchó ayer deja nuevamente en el ojo del huracán a Botero, de 40 años, quien se retiró del ciclismo a finales de 2010.

En la charla, del 17 de mayo de 2006, Fuentes dio consejos y tranquilizó al corredor después de haber quedado a cinco segundos del líder, el suizo Fabián Cancellara, en el prólogo de la Vuelta a Cataluña.

“Por la temperatura no pasa nada y si lo haces con cuidadito y no se contamina... ya ves a los drogatas (drogadictos) que mezclan la heroína con el grifo y mueren después de muchos años por otras cosas... así que tranquilo, yo prefiero que sea mañana”, señaló el médico.

Después de que Botero le dijera que había ido “pegado” y que estaba “mejor” tras haber “hablado con Ignacio (presumiblemente Labarta, director adjunto del equipo Comunidad Valenciana)”, Fuentes le dijo que le entendía y reconoció que él estuvo “varias veces a punto de tirar todo por la borda”.

“Pero luego me acordaba de mis hijos, que pueden necesitarme y tengo que tener dinero suficiente... Tú, con la condición que tienes de poder ganar el dinero que es casi impensable, aunque no sea una diversión para ti sino un trabajo... Sólo tienes que dar pedales, tampoco te pido que pongas mucha ilusión”, le indicó Fuentes. Botero le respondió que era “un privilegiado” y le cuestionó sobre si debía alterar el tratamiento después de haberlo hecho “anteayer”.

“Me tocaba anteayer y fui muy suelto. Traje lo que me dijiste, pero tan poquito... justito como una botica, hablé con Ignacio”, continuó el corredor colombiano.

Tras esto Fuentes cerró la conversación. “Mañana yo hago el pago. Yo hago cosas por ti y tú por mí”, concluyó Fuentes.

Ayer El Espectador contactó a Botero, quien se encontraba en una conferencia y pidió que lo llamaran más tarde, pero después no contestó para dar su versión de los hechos.

Sin embargo, hace un mes Botero le dijo a El Colombiano: “Nunca me he escondido y nunca he negado que Eufemiano Fuentes fuera mi médico, hacía mis planes de entrenamiento. Es algo que estaba enterrado en el olvido. Sucedió hace ocho años y ahora me fusilan. Fue una época que me tocó y no tengo más que decir”.

Relacionados

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 5
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Lo más compartido

  • La mejor inventora del mundo es colombiana
  • La impactante broma de los 27 millones de reproducciones en YouTube
  • 'No le preste atención a la gente pobre': Robert Kiyosaki
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio