Publicidad
Deportes 10 Mayo 2013 - 9:50 pm

El defensor bogotano de 20 años completa cinco juegos como profesional

El negro tiene 'tumbao'

Éder Álvarez Balanta sólo podrá jugar tres partidos más esta temporada con River Plate.

Por: Daniel Avellaneda / Corresponsal, Buenos Aires
  • 27Compartido
    http://www.elespectador.com/deportes/el-negro-tiene-tumbao-articulo-421483
    http://tinyurl.com/cgp39xu
  • 0
insertar
Éder Álvarez Balanta, defensor de River Plate. / AFP

El primero de ellos será mañana frente a All Boys en el estadio Monumental de Buenos Aires, en el cual volverá a ser titular.

De repente, ese joven colombiano que dejó a Bogotá para cumplir con el sueño sudamericano de cualquier futbolista: triunfar en una liga trascendental como la argentina, es la foto de la tapa de todos los diarios, la voz que se escucha en cada radio, la imagen que devuelven los programas deportivos de la televisión local. Éder Álvarez Balanta, con apenas 20 años, se transformó en la revelación del Torneo Final. Con esa banda roja que le cruza el pecho blanco, este zaguero central que debutó con la camiseta de River Plate hace apenas cinco partidos es sensación. Y de la misma manera que en la city porteña se habla de la escalada del dólar “blue”, denominación del mercado paralelo, en el campeonato criollo se menciona el “efecto Álvarez”, ese que se propagó hasta Colombia e, incluso, Italia, en donde Milan e Inter se disputan a este proyecto de crack.

Es que ha movilizado aquí y allá al jugador que admira a Mario Alberto Yepes y al brasileño Lucio. A tal punto que los dirigentes de River están estudiando medidas para que el futbolista pueda terminar de jugar el torneo, ya que tiene una beca, parte de su convenio como jugador aficionado. Entonces, según la reglamentación de la FIFA, Álvarez Balanta sólo puede disputar el 25 por ciento de la temporada. Es decir que, en principio, podrá jugar las próximas tres fechas (All Boys, Unión y Atlético de Rafaela). Y no hay posibilidades de firmar un vínculo profesional, porque el club de Núñez tiene cubierto el cupo de cuatro extranjeros que permite la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) con los uruguayos Rodrigo Mora y Carlos Sánchez, el paraguayo Adalberto Román y el ecuatoriano Juan Cazares, quien actualmente se encuentra a préstamo en Barcelona de Guayaquil pero no invalida su condición de jugador estable en los papeles.

“Estamos manejando distintas alternativas para que Éder pueda continuar jugando. Es un pilar del equipo y nosotros queremos que el entrenador pueda contar con él”, le dijo el vicepresidente de River, Diego Turnes, a El Espectador. Ramón Díaz, el técnico más ganador de la historia millonaria, vio potencial en este moreno de 1,80. Por eso lo llevó a la pretemporada en Tandil. Y en la cuarta fecha lo incluyó en el banco contra San Lorenzo. Tres partidos más tarde, Jonathan Bottinelli, marcador central de 28 años, recibió la quinta tarjeta amarilla y fue suspendido. En la siguiente jornada, Álvarez Balanta debutó contra Racing Club, nada menos. Y la rompió. A partir de ese instante no volvió a salir del equipo. Y el domingo, en el Superclásico, volvió a ser uno de los puntales de River, jugando el histórico duelo contra Boca Juniors con la personalidad de un veterano de mil batallas. No se dejó conmover por la Bombonera.

Los dos goles que marcó ante Godoy Cruz en Mendoza y frente a Quilmes en el Monumental, despertaron la ovación de una tribuna exigente. “Olé, olé, olé, olé, Negroooo, Negroooo”, cantaron desde los cuatro costados del estadio de Núñez. Y el bailecito que adoptó como festejo, ya es un clásico. Amante de la salsa, Álvarez Balanta se mueve al ritmo de El Carro Loco, una música cristiana que al colombiano le enseñaron unos amigos jamaiquinos de la Iglesia Evangélica del barrio de Villa Devoto, a la que asiste periódicamente. Porque Éder es, además de buen futbolista, un hombre de fe.

Álvarez Balanta, zurdo, con prestancia, llegó a ser comparado con Daniel Passarella, capitán campeón del mundo con la Selección Argentina en 1978, notable defensor de River Plate.

Ramón Díaz lo dijo sin ponerse colorado. Y aunque a este zaguero con piel de ébano no se le note en la cara el rubor, lo delata esa blanca y tímida sonrisa que enseña cuando le dicen que tiene un aire al Káiser, quien ahora es el presidente de River Plate. “Que me comparen con Passarella es un orgullo”, dice Éder.

Álvarez Balanta es prioridad para la selección juvenil de Colombia que disputará el Mundial Sub-20 en Turquía desde el 21 de junio. Y ya fue convocado para disputar el torneo Esperanzas de Toulón, que empezará el 29 de mayo. En las condiciones actuales, para entonces el bogotano estaría liberado para jugar. Pero en River advirtieron que, de lograr el permiso de la AFA para que continúe jugando hasta el desenlace del campeonato local, se opondrán a que el jugador viaje a Francia. Siempre y cuando, claro, el coloso argentino mantenga una posición expectante para pelear el título (hoy está en el tercer lugar, detrás de Lanús y Newell’s).

Para evitar situaciones embarazosas, los dirigentes ya se reunieron con Silvano Espíndola, agente del jugador, y acordaron un contrato por tres años, que Álvarez Balanta difícilmente cumplirá. En Italia, Inter lo ve como un pichón de Iván Córdoba. Y Milan, como el sucesor de Mario Yepes. En Núñez, ya le pusieron precio a su ficha: 11 millones de euros ‘cash’. Wílmer Álvarez, su padre, ya hace cuentas con su hijo pródigo. El 20 por ciento del pase es de su propiedad.

 

[email protected]

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 1
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Lo más compartido

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio