El futbolista colombiano que le pidió matrimonio a su novia tras anotar un gol

Stiwar García, atacante del Deportivo Pereira, anotó el único gol de su equipo en la derrota 3-1 frente al Real Cartagena. Y aprovechó para pedir la mano de su novia en la celebración.

Stiwar García, jugador del Pereira, junto a su novia.Cortesía

Stiwar no tiene dudas: Claudia es la mujer de su vida. Quería gritárselo al mundo y darle el sí en el altar. Pero no sabía cómo pedirle matrimonio. “Me rompí la cabeza pensando. Me lo preguntaba todos los días y no se me ocurría nada. Un día dije: ¿qué es lo mejor que sé hacer? El fútbol. Y me le medí a proponerle que nos casáramos en la celebración de un gol”, contó el delantero en un diálogo con El Espectador. (Lea también: Yeison Tolosa, el colombiano que se probó en el Barcelona)

Cogió una camiseta blanca y escribió la pregunta más importante de su vida. Pero se demoró una eternidad en obtener respuesta. En cada partido del Deportivo Pereira, Jhonny Ospina, médico del club, tenía guardada la prenda esperando el momento justo. El universo no conspiraba para que Stiwar anotara un gol, tenía la pólvora mojada. Sólo pedía uno, no importaba el resultado.

Antes de viajar a Cartagena, Jhonny tenía que hacer unas vueltas en Bogotá y no podía estar en el partido. Le dijo que le dejaba la camiseta guardada en su consultorio. Stiwar no sabía si llevarla. Aunque un pequeño nudo en el estómago hizo que la metiera en su morral y la escondiera en su casa. Eso sí, con una extrema cautela de que no terminara en las manos de Claudia debido al inmaculado sexto sentido de las mujeres.

Pasaron 10 partidos para que el chocoano pudiera anotar el añorado tanto. Pero llegó el día: con una fuerza indescriptible en el pecho, cogió la camiseta y se fue directo a la cámara. ¿Claudia quieres casarte conmigo? (El día que Garrincha deslumbró a Barranquilla)

Su novia no podía creer lo que había pasado. Estaba viendo el partido por televisión. Al día siguiente se vieron. Con una sonrisa, adornada por las lágrimas de felicidad de su rostro, le dijo: “Sí. Sí quiero casarme contigo. Estoy muy orgullosa de ti. No necesito de lujos con tal de que estemos juntos los tres”.

La camiseta con la que Stiwar García le pidió matrimonio a su novia. / Pantallazo transmisión Win Sports del partido Real Cartagena vs. Deportivo Pereira.

Son tres. Porque están esperando a Emma, una pequeña de 30 semanas que en poco más de un mes y medio dará a luz. El sueño de Stiwar es celebrar el ascenso del Pereira, luego de una larga condena en la segunda división del fútbol colombiano, con Emma cargada en sus hombros.

Siente que el grupo está más unido que nunca. Y tiene un calor en el estómago: no sabe explicar bien qué es pero tiene la auténtica sensación de que en unos cuantos meses Emma va a atestiguar en primera fila la anhelada gesta del conjunto matecaña.

@thomblalin - tblanco@elespectador.com