Santa Fe ganó en Medellín y es más líder que nunca

Un gol de Jhon Pajoy le dio la victoria al equipo bogotano que llegó a 28 puntos y le sacó seis puntos de ventaja al Atlético Júnior que perdió con Cortuluá.

Los jugadores de Independiente Santa Fe celebran el gol de Pajoy frente a Medellín.Luis Benavides

Hacerle un gol a Santa Fe es una tarea difícil. Los dirigidos por Gregorio Pérez cuando se dedican a defender arman una muralla impenetrable, que no se derrumba ante los toques de primera, ni se desordena en las pelotas quietas. Todos los jugadores que conforman esa muralla saben que la labor es sencilla: cortar de cualquier manera el circuito de juego del rival y cuando se tiene el balón, reventarlo. Mandarlo a volar lo más lejos posible de su portería. Es una idea de juego clara, sin invenciones, sin querer hacer de más. El cero primero, para lo demás hay 90 minutos.

Así lo demostró este domingo en el Atanasio Girardot contra un rival difícil como Independiente Medellín. Bien parado atrás logró sacar el cero y fue tan aplicado, que a pesar de las variantes que mostró el conjunto antioqueño no encontró la fórmula para romper ese cerco defensivo. Ni siquiera lo agrietó. Porque los defensas santafereños, acoplados ya a la idea de Gregorio Pérez, parecen siempre conocer las jugadas que se gestan dentro del terreno y se adelantan a ellas evitando que la generación de fútbol del contrario lastime a su portero.

Santa Fe salió con una victoria notable de Medellín. Fue apenas 1-0 pero en el fútbol lo que importa es ganar, el marcador pasa a un segundo plano. Y un triunfo en una plaza difícil como la de la capital de la montaña, con una hinchada que nunca se cansa de gritar y apoyar a su equipo, es un resultado importante. El artífice de esta victoria fue Jhon Freddy Pajoy. Un tiro libre cobrado con potencia al palo derecho de David González terminó metiéndose dentro de la portería y puso a celebrar a los hinchas cardenales. Después de eso quedaron en el olvido los remates de Daniel Buitrago y de Juan David Valencia, que había sido lo más claro en el partido para los visitantes.

Ese tiro libre fue suficiente para que el equipo bogotano llegara a 28 puntos y se ubicara como más líder que nunca de la Liga Águila, después de la derrota de este domingo del Atlético Júnior en su visita a Cortuluá. Santa Fe está imparable, con un planteamiento claro y una idea de juego establecida, está dominando la liga nacional a placer. Apenas solo dos equipos han logrado anotarle en este semestre. Lo que confirma que marcarle un tanto al equipo cardenal es una epopeya.

Medellín lo intentó de una y mil maneras. Edinson Toloza de tiro libre, Luis Arias con jugada en movimiento y Valentín Viola fueron los más insistentes. Pero nada los llevó a celebrar. Incluso, el técnico del equipo antioqueño Juan José Peláez hizo trizas en el segundo tiempo la idea táctica con la que había salido al comienzo del encuentro. La apuesta del entrenador era no perder y metió a los tres delanteros que tenía en el banco por lograr dicho objetivo. Pero el muro defensivo de Santa Fe fue como la muralla china para los mongoles en la época de Atila el Huno: difícil de superar.

En la segunda mitad, cuando los rojos de la capital se dedicaron a defenderse tan solo se cuentan un par de oportunidades claras de los locales, que al final, a pesar de tener a sus rivales contra su arco, les tocó resignarse y aceptar la derrota. Fue la novena victoria para Santa Fe y la tercera derrota para Medellín, que se quedó en la quinta posición de la liga.