“Hay que ganar los seis puntos”: James Rodríguez

El capitán de la selección de Colombia asegura que los partidos con Bolivia y Ecuador, este jueves 23 y martes 28, serán vitales para clasificar a Rusia 2018.

El 29 de mayo de 2013 les cambió la vida a James Rodríguez y Daniela Ospina. Llegó a sus vidas la pequeña Salomé, quien desde entonces es la consentida de la casa. Durante toda la entrevista que le realizamos al capitán de la selección de Colombia y volante del Real Madrid en la capital española, la pequeña no le quitó los ojos de encima a su papá.

Es más, entre su inocencia y la pena por las cámaras encendidas, se atrevió a realizar el desafío de botar una botella para que cayera parada y goleó al jugador, de 25 años de edad, quien no pudo en ningún intento.

“A veces le cambiaba los pañales y le daba tetero. Tomó hasta los dos años y medio”, dice un orgulloso James. Mientras la pequeña Salomé acepta la invitación a comer un chocolate para salir ante las cámaras, el goleador del Mundial de 2014 confiesa que tiene el tiempo perfecto para acompañar a su hija al jardín. “Cada vez que puedo voy y la recojo al colegio después de entrenar”. Salomé, a punto de cumplir cuatro años, no puede contenerse y grita cuando ve a James en los carteles publicitarios. El amor es mutuo, no se puede describir. “Ese amor de padre es algo único. Es una buena niña. Siempre será un motivo más para ser feliz”.

Se ve muy feliz, renovado.

Todo se debe a que uno juega más, tengo más participación y eso ayuda a la hora de estar bien. Siempre trato de estar con mucha alegría.

¿Va a llegar en su mejor nivel a esta doble fecha de eliminatorias?

Eso es lo que quiero. Siempre entreno fuerte para poder llegar bien. Son dos rivales que te pueden complicar. De local, contra Bolivia, tenemos que ganar sí o sí. En Ecuador también debemos ganar, ese es mi pensamiento y el de todos. A veces no se puede porque es duro, todas las selecciones son fuertes.

¿Entre ustedes hay una sensación de impotencia por los puntos que Chile ganó en el escritorio?

Los puntos se ganan en la cancha. Y creo que no son justos estos puntos que les dieron. Pero eso no lo debo hablar yo ahora, ni tampoco soy el que decide.

¿Habla muy seguido con Pékerman?

Sí, tengo una buena relación con él. Cuando llegó yo tenía 21 años y siempre hemos sido muy cercanos.

¿Les ha costado la transformación que está viviendo la selección?

Cuando hay cambios, siempre cuesta un poco, y más cuando llegan jugadores jóvenes. Además, los que se fueron tenían una gran experiencia para este tipo de partidos. Pero ahora vamos por un camino nuevo y todos estamos con muchas ganas.

¿Hay con qué clasificar al Mundial?

Sí, hay con qué. Estos dos partidos serán vitales. Hay que intentar ganar los seis puntos. Desde que llegó Pékerman, esta selección siempre ha querido más. Va a ser duro, pero no imposible.

¿Se sienten bien jugando en Barranquilla?

Siempre nos sentimos bien. Nos apoyan mucho. Cuando entras al campo sientes inmediatamente que estás jugando en Colombia. Ojalá esto nunca cambie, porque es una ciudad que nos ha acogido de la mejor manera.

¿Se sienten respaldados por los medios de comunicación en Colombia?

Sí. Cuando uno pierde es lógico que lleguen críticas. Pero yo he visto que siempre tenemos el apoyo de todos. Y creo que la prensa colombiana ha sido justa, no sólo conmigo, sino también con mis compañeros.

¿Qué hace en la selección que sea diferente en el Real Madrid?

Pékerman me pide siempre que haga lo que hago en el Madrid. La diferencia es que con Colombia juego un poco más libre. Trato de ayudar en marca, pero al ser alineaciones diferentes, con el Real tengo que ir más atrás para colaborar en defensa. Pero yo siempre le digo a José que si tengo que jugar en otro lado lo hago, porque la idea es ayudar a mis compañeros y que vean que uno está para colaborar en lo que sea necesario.

¿Es verdad que siempre se queda después de cada entrenamiento practicando tiros libres?

Sí, lo hago tanto en el Real como en la selección. Siempre me gusta quedarme haciendo algo. De hecho, tienen que venir a sacarme para que me vaya.

¿Qué hace su fundación en Colombia?

La fundación se llama Colombia Somos Todos. En estos momentos tenemos 280 niños en Ibagué y Barranquilla. Les ayudamos en sus estudios y en todo lo que quieran hacer. La idea es ayudar a todo aquel a quien le sea complicado conseguir un apoyo.

¿Qué mensaje les envía a los hinchas colombianos?

Gracias por estar siempre ahí. De una u otra manera, siempre intento dar lo mejor de mí. A todos los llevo en mi corazón.