Lluvia de millones: los premios que reparte la Liga de Campeones

La competición reparte hasta 57 millones de euros para el campeón. En total, la UEFA repartirá 1.300 millones de euros en premios.

La Liga de Campeones entregará 57 millones de euros. AFP

La Champions, el torneo de clubes más importante de Europa. Con seguidores en cada uno de los continentes. Es un evento que paraliza al mundo y que reúne a las grandes estrellas del fútbol mundial. En los últimos años, además, se ha convertido en la única vía posible de ascenso a la elite de una industria cada vez más concentrada en unas pocas instituciones que no dejan de crecer. Un caso extraordinario en la planicie económica europea. El escenario de la vieja Copa de Europa se ha constituido en el objetivo estratégico para unos dirigentes que buscan conseguir honores lo mismo que cuadrar balances.

Ganarla no es imprescindible para obtener gigantescos premios monetarios. En la temporada 2009/2010 la tarifa mínima que la UEFA pagó a cada uno de los 32 clubes que se clasificaron para la fase de grupos fue de 3,8 millones de euros. Esta temporada, al igual que la pasada, la UEFA pagará una cifra base de 12,7 millones de euros a cada participante, añadiendo bonus por resultado: una victoria en la fase de grupos paga 1,5 millones de euros y un empate 0,5 millones.

Llegar a octavos de final paga seis millones de euros. 6,5 millones avanzar a cuartos de final, mientras que los semifinalistas recibirán 7,5 millones, los finalistas se aseguran 11 millones de euros y el campeón 15,5 millones. El ganador podría completar un máximo de 57 millones de euros. En total, la UEFA repartirá 1.300 millones de euros en premios. Mientras que se estima que sus ingresos totales serán por 2.350.

Real Madrid y Barcelona son sinónimo de poder económico. Pero detrás hay otros clubes que aspiran a llegar a la cumbre. Uno de esos es el Manchester United, equipo que regresa para esta temporada al torneo de clubes más importante de Europa. También están el Bayern Múnich, Juventus, Manchester City, Atlético de Madrid y PSG. Todos han incrementado sus presupuestos espectacularmente gracias a su participación, más o menos exitosa, en los últimos años.

La Liga de Campeones ha construido a base de dinero un entramado cada vez más exclusivo. Solo unos pocos clubes han conseguido escalar. El Atlético merece mención especial porque lo ha logrado en un entorno poco favorable. Sus dos finales en los últimos años explican que haya duplicado los ingresos desde 2013. No ha ganado el trofeo, pero se ha instalado en la fábrica de los beneficios.