Real Madrid a semis de la Champions, con ayuda arbitral

El árbitro húngaro Viktor Kassai fue el gran protagonista del juego de vuelta contra el Bayern Múnich.

Real Madrid avanzó por séptima temporada consecutiva a las semifinales de la Champions. / AFP

El árbitro húngaro Viktor Kassai fue el gran protagonista del juego de vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones de Europa entre el Real Madrid español y el Bayern Múnich alemán, que terminó 4-2 a favor de los merengues, lo cual les permite avanzar a semifinales por séptima temporada consecutiva.

Real Madrid llegó al partido con la ventaja de su victoria 2-1 en Múnich. El primer tiempo fue de ida y vuelta, con mayor posesión del Bayern, pero mejores opciones para los merengues, que desperdiciaron dos claras con Cristiano Ronaldo. Los locales fueron levemente superiores.

En el complemento el equipo bávaro fue más: salió a arriesgar y se puso en ventaja gracias a un gol de penalti de Robert Lewandowsky, tras una falta de Casemiro sobre Arjen Robben. El volante madridista debió ser expulsado, pues ya tenía tarjeta amarilla.

Y fue precisamente él quien después habilitó a Ronaldo para que de golpe de cabeza igualara la pizarra. Eso sí, la alegría les duró poco a los blancos, porque dos minutos después Sergio Ramos mandó el balón a su propio arco luego de un centro desde el costado y un rechazo deficiente de Nacho.

Con el juego 1-2 y la serie igualada 3-3, el Bayern siguió imponiendo condiciones. El técnico Zinedine Zidane mandó a la cancha a Sergio Asensio y a Lucas Vásquez, pero ninguno fue influyente.

Sin embargo, el compromiso cambió poco antes del final cuando el chileno Arturo Vidal vio la tarjeta roja. Ya estaba amonestado y el árbitro húngaro Viktor Kassai le sacó otra amarilla en una acción en la que ni siquiera le cometió falta a Vásquez. Como si fuera poco, ya en el alargue, Cristiano Ronaldo marcó el 3-2 (4-3 en el global) en clara posición adelantada, luego de un pase al centro del área de Sergio Ramos. Y nuevamente Ronaldo, quien llegó a 100 goles en Liga de Campeones, y Asensio decretaron el 4-2 final.

Real Madrid avanzó a semifinales sin James Rodríguez y con la ayuda de la terna arbitral, que desequilibró a favor de los merengues el duelo de este martes, justo cuando más complicada la tenían.

En el otro juego de la jornada, Atlético de Madrid empató 1-1 en su visita al Leicester y se clasificó a las semifinales por tercera vez en los últimos cuatro años, todas de la mano del técnico argentino Diego Simeone.

En la ida, los colchoneros habían ganado 1-0, con gol de Antoine Griezman, y este martes se pusieron en ventaja gracias a Saúl en los primeros minutos del juego.

En el segundo tiempo, James Vardy igualó el partido, pero a los ingleses no les alcanzó para anotar el segundo y forzar al menos el alargue.

Este miércoles (1:45 p.m.), el Mónaco, con Falcao García como titular, busca avanzar a semifinales cuando reciba en su estadio al Borussia Dortmund, al que venció 3-2 la semana pasada en Alemania.