Barranquilla tiene fiebre amarilla

Ante su afición, la selección nacional intentará sumar frente a Perú tres puntos que la dejen cerca de la clasificación a Brasil 2014.

Eduardo Niño y David Ospina le dan la patadita de la buena suerte a Macnelly Torres, quien hoy será titular. / AFP
Eduardo Niño y David Ospina le dan la patadita de la buena suerte a Macnelly Torres, quien hoy será titular. / AFP

El punto frente a la selección de Argentina en el estadio Monumental de Buenos Aires tomará verdadero valor después de lo que pase hoy (3:30 p.m., por el Gol Caracol) en el Metropolitano de Barranquilla frente a Perú. De eso son conscientes los jugadores del combinado tricolor, que sienten cerca la clasificación al Mundial, pero saben que en estos momentos no es permitido flaquear y que ganar en condición de local es una obligación.

Perder no está siquiera contemplado, empatar sería quitarle valor a lo hecho en Argentina y ganar, que es lo que se tiene en mente, sería quedar con un pie adentro de Brasil 2014. Dependiendo de los otros resultados, llegando a 23 puntos Colombia podría incluso asegurarse desde ya un cupo para el repechaje.

El calor en Barranquilla es igual de fuerte al amor que despierta la selección nacional en los colombianos. Para el juego de esta tarde llegarán múltiples vuelos de otras ciudades del país, cargados con seguidores tricolores que la alentarán desde el estadio o desde lugares estratégicos de la capital del Atlántico en donde se ubicaron pantallas gigantes.

La Vía Circunvalar, que conduce al Metropolitano, será ocupada por un desfile de chivas y buses repletos de hinchas, que a ritmo de vallenatos, música de la región y cerveza, estarán apoyando al equipo que nos tiene soñando a todos.

Como es costumbre en Barranquilla, la temperatura es un factor a tener en cuenta, y por estos días, dicho por los mismos habitantes de la ciudad, está subiendo a unos niveles poco vistos en los últimos años. Se espera que a la hora en que comience a rodar el balón en el Roberto Meléndez, la sensación térmica por la humedad, sea de 40 grados. Una barbaridad.

El técnico José Pékerman no quiso dar pistas sobre el equipo titular. Sin embargo, por lo mostrado en los últimos entrenamientos, el onceno podría tener cinco variantes. En reemplazo del expulsado Cristian Zapata actuaría Carlos Valdés. En la línea de volantes regresaría Édwin Valencia, quien pagó una fecha de sanción, y reemplazaría a Carlos Sánchez.

En la zona media ofensiva, Pékerman utilizaría un enganche clásico, por ende, usaría a Macnelly Torres en lugar de Aldo Leao Ramírez, quien fue una de las figuras en el partido anterior, pero que deberá pagar una fecha de sanción.

Ante la lesión de James Rodríguez, que definitivamente estará bajo cuidado y no actuará, el reemplazante natural es el habilidoso Juan Guillermo Cuadrado.

Finalmente, Teófilo Gutiérrez podría ser profeta en su tierra y actuaría al frente del ataque junto a Radamel Falcao García, que en Argentina estuvo acompañado en la delantera por Jackson Martínez. Vale la pena destacar que en todos los juegos de la era Pékerman en los que el delantero barranquillero ha sido titular, el equipo no ha perdido y en cuatro de esos partidos Teo se ha reportado con gol.

Por parte del equipo inca, se destacan las ausencias de los volantes Luis Ramírez y Rinaldo Cruzado, el primero por suspensión y el segundo por lesión. Por otro lado, está en duda la presencia de Jefferson La Foca Farfán, quien, según palabras de su propio técnico, Sergio Markarián, no está bien físicamente. “Jefferson ha jugado el partido pasado en condiciones muy adversas, ha hecho un esfuerzo importante. Gracias a Dios está mejor, pero su inclusión depende de algunos factores. No está segura su actuación”, comentó en rueda de prensa en el hotel Dann.

Juan Vargas, Claudio Pizarro y Paolo Guerrero sí actuarán, y Colombia deberá tener cuidado con ellos, los pilares del ataque inca.

“Perú, dentro de sus posibilidades, tiene un buen equipo. Vamos a jugar este partido a muerte, con respeto por el rival, dentro de las reglas, pero dejando el alma en la cancha para llevarnos un gran resultado”, explicó el DT de la selección peruana.