Luis Bedoya será reelegido como presidente de la Colfútbol

Entre el martes y el miércoles se definirán los nuevos miembros del comité ejecutivo.

Luis Bedoya siempre la tuvo clara, él sí quería poner de nuevo su nombre a consideración para la reelección en la presidencia de la Federación Colombiana de Fútbol (Colfútbol). No padeció de ninguna encrucijada del alma y al parecer, por lo expresado por los presidentes de los equipos profesionales de la A y la B, entre el martes y el miércoles, durante el desarrollo de la asamblea, será ratificado en su cargo.

Y aunque la hecatombe llegó con la tercera eliminación en línea de la selección de mayores al Mundial, este dirigente bogotano de 49 años defendió así su gestión hace unos días para El Espectador: “Hoy uno encuentra en los directivos el respaldo a mi labor, y en qué se nota, pues en tres bases fundamentales: la administrativa, que tiene que ver con la recuperación total de las finanzas de la Federación; la de gerencia internacional, y, la más importante, la deportiva”.

Bedoya argumenta que cuando llegó hace cuatro años a la presidencia de la Colfútbol, la entidad tenía un déficit de más de $4.000 millones. “Hoy podemos decir que, aparte de que tenemos saneadas las finanzas, contamos con los fondos suficientes para iniciar proyectos como la construcción de la sede, que se adelantan en Bogotá”. En cuanto a la recuperación de la credibilidad internacional, es claro que está más que ganada, si nos atenemos a la designación de Colombia como sede del Mundial Sub-20 el próximo año.

Pero, claro, hay un pero y es el balance deportivo. Si bien Bedoya habla de un éxito relativo con la Sub-20, la clasificación de la Sub-17 a dos mundiales y la evolución del fútbol femenino, así como el proceso en el fútbol sala y fútbol playa con el trabajo de cuerpos técnicos permanentes, la cuenta pendiente —y máximo objetivo de la Federación— es la selección de mayores. Y él así lo acepta. Por eso, desde el año pasado, y con la asesoría de técnicos, ex jugadores y periodistas, adelanta un proyecto para que en el futuro la Federación siga una política del fútbol colombiano y no una política de un comité de paso.

Así que con la inminente reelección de Bedoya, lo que desde hoy estará en juego es la designación de los nuevos miembros del comité ejecutivo (ver recuadro), con la prioridad de elegir al nuevo técnico de la selección de mayores. Lo que parece estar claro es que Francisco Maturana será el técnico en desarrollo del fútbol colombiano, un cargo sugerido por la Fifa en el que el estratega chocoano ha dicho sentirse a gusto y que en general ninguno de los dirigentes ha cuestionado.

Pero la papa caliente es la designación del nuevo seleccionador nacional, pues desde hace varios días Hernán Darío El Bolillo Gómez se hace una campaña impresionante, al punto de decir que Maturana ya le había ofrecido el puesto, afirmación que fue desmentida por el propio Pacho.

Para comenzar el proceso hacia Brasil 2014, las decisiones no se pueden apresurar. El nombre de Gómez divide y su reciente pasado es de fracasos. Algunos dirigentes prefieren la renovación y hablan de los nombres de Leonel Álvarez, Juan Carlos Osorio y hasta de un estratega extranjero.

Así que mientras Bedoya espera en ‘casa’ a sus nuevos compañeros del comité ejecutivo, los hinchas heridos esperan que esta vez sí elijan bien al técnico.