Publicidad
Fútbol colombiano 10 Mar 2013 - 9:55 pm

En el segundo tiempo volteó el partido

Dulce triunfo cardenal

Santa Fe venció 3-1 al Deportivo Cali en el estadio El Campín de Bogotá. Ómar Pérez, Jefferson Cuero y Wílder Medina marcaron.

Por: Redacción Deportiva
  • 20Compartido
    http://www.elespectador.com/deportes/futbolcolombiano/dulce-triunfo-cardenal-articulo-409515
    http://tinyurl.com/a3jd4z4
  • 0
Jefferson Cuero (centro) celebra el segundo gol de Santa Fe./ Gustavo Torrijos

Santa Fe remontó un partido complicado frente al Deportivo Cali en el estadio El Campín de Bogotá. Desde el minuto seis comenzó perdiendo, pero con ganas y buen fútbol terminó ganando. El expreso rojo llegó a 14 puntos y tiene ilusionada a su hinchada, la cual lo acompañó anoche masivamente.

El arranque fue bueno para Santa Fe, pero rápidamente el Cali encontró un gol que cambió los planes iniciales. El tanto llegó luego de un error de Camilo Vargas, quien dio rebote a un remate desde fuera del área de Vladimir Marín, bien aprovechado por Brayan Perea, quien punteó el balón y lo envió al fondo de la red.

Con ese tanto el Cali realizó en la primera mitad un trabajo táctico muy ordenado y el técnico Leonel Álvarez armó una doble línea de cuatro que le dificultó al cuadro cardenal hacer su fútbol de toque y buen manejo del balón. Santa Fe tenía el esférico, pero no podía hacer nada productivo con él.

En la parte complementaria eso cambió gracias a que rápidamente encontró el empate por intermedio de Ómar Pérez, quien recibió un excelente centro de Yulián Anchico y definió con pierna izquierda. Este tanto desarmó el esquema táctico azucarero y le permitió a Santa Fe hacer un fútbol más fluido, además el ánimo de los cerca de 25.000 asistentes al estadio El Campín cambió y eso influyó en el rendimiento de los jugadores, que sintieron el empujón desde la tribuna y se reencontraron con el buen juego.

Ahí el partido se volvió mano a mano, cada jugada era peligro inminente en cualquiera de los dos arcos. En la zaga santafereña se destacó el trabajo de Julián Quiñones, quien salió lesionado, pero reemplazó con creces a Carlos Valdés, que pagó fecha de sanción.

Ómar Pérez, como es ya usual, se convirtió en un jugador fundamental y cada uno de los ataques pasaba por sus pies. En una jugada de pelota parada, de su pierna izquierda salió un centro preciso para que Jefferson Cuero, quien había ingresado por Emanuel Molina, cabeceara y pusiera a ganar al cuadro cardenal.

Desde ahí el partido fue todo para los albirrojos, quienes para cerrar la fiesta completa convirtieron un tercer gol por intermedio de Wílder Medina, quien recibió un pase elevado de Luis Carlos Arias, bajó el balón con el pecho, corrió unos metros y definió con excelsitud, llegando así a siete goles en el mismo número de partidos en el semestre. La reacción de la afición santafereña fue cerrar la noche con un coro que cada vez se oye más duro en El Campín: “Oe, oe, oe, oe... Wílder, Wílder”.

Relacionados

  • 20
  • Enviar
  • Imprimir
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio