Publicidad
Fútbol colombiano 9 Dic 2012 - 9:10 pm

Dramática clasificación del Medellín

En el minuto de Dios

Un gol de Ray Vanegas, en tiempo de adición, le dio al poderoso la opción de buscar su sexta estrella.

Por: Redacción Deportes
  • 15Compartido
    http://www.elespectador.com/deportes/futbolcolombiano/el-minuto-de-dios-articulo-391558
    http://tinyurl.com/kbfubh8
  • 0
En el cuadrangular B Sebastián Hernández (10) se consolidó como el gran timonel de Medellín, equipo del que es hincha. /Luis Benavides

La noticia estaba en Ditaires. El ganador del partido Itagüí-Medellín lograría su paso a la gran final de la Liga Postobón, sin importar lo que pasara en el Atanasio Girardot, entre Nacional y Equidad.

Pero durante 89 minutos la novedad fue la clasificación del Nacional, que le iba ganando a Equidad y se beneficiaba con el empate entre dorados y escarlatas.

Hasta que apareció un tal Ray Vanegas, un volante nacido hace 19 años en el barrio 6 de Enero de Sincelejo, Sucre, una de las jóvenes promesas del Medellín, quien a los 91 minutos anotó el gol de su vida, el de la vida de su equipo. “No lo puedo creer. Estoy feliz, todo esto es para Dios, Él lo hizo posible”, señaló el jugador al final del compromiso.

Y desató la locura. Los 10 mil hinchas rojos que llegaron a Ditaires no cabían de la dicha. Saltaban, cantaban y gritaban como locos, al igual que los jugadores y el técnico Hernán Darío Gómez.

Casi se da el milagro

Nacional, que estaba obligado a ganarle a Equidad, se puso en ventaja en el primer minuto, como para meterles presión psicológica a Medellín e Itagüí, que parecían jugando un amistoso en Ditaires y no la posibilidad de acceder a la final del torneo.

En los primeros 45 minutos entre las águilas doradas y el poderoso apenas hubo una opción clara de gol, un remate rastrero de Jorge Aguirre, bien atrapado por el golero Leandro Castellanos.

En el complemento los equipos se soltaron más. Primero Medellín puso a trabajar al arquero Róbinson Zapata, pero luego Itagüí se apoderó de la pelota y metió a los rojos en su propio arco.

En el Atanasio Girardot, al mismo tiempo, Equidad llegaba esporádicamente a predios de Cristian Bonilla, pero se exponía mucho al contragolpe verdolaga.

Corría el reloj y no se presentaban novedades en ningunos de los dos compromisos, hasta que a los 82 minutos Felipe Pardo llegó por el costado derecho y enfrentó a Zapata. Se paralizaron los corazones de todos los hinchas del fútbol en Antioquia, pero el remate del delantero salió desviado. Lamento escarlata, alivio verdolaga.

Un minuto después Jefferson Mena recogió un rebote en el área chica y estrelló su remate en el vertical derecho. El sufrimiento se prolongaba para todos los fanáticos, sin importar el color de su camiseta.

Los minutos finales fueron dramáticos en los dos estadios. Nervios, ansiedad y lágrimas en las tribunas. Los ojos en la cancha y la mente puesta en el otro encuentro. Equidad atacando a Nacional, que en un contragolpe liquidó el juego con el 2-0.

Y Medellín encima de Itagüí, con todo, menos claridad para definir. El árbitro Wílmar Roldán anunció tres minutos de adición para prolongar el drama.

Tiro de esquina. Cobro de Sebastián Hernández, cabezazo hacia atrás de Mena y gol de Vanegas. Terminó la angustia y comenzó la celebración escarlata, que durará pocas horas, porque ahora el reto es mayor, conquistar la sexta estrella.

  • 0
  • 10
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Persiste crisis carcelaria en Cartagena
  • Acceso a monumento de Cristo Rey en Cali es gratuito
  • Habitantes de Barranquilla protestaron contra Electricaribe

Lo más compartido

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio