En Equidad no somos grandes, pero protagonistas, siempre: Alexis García

Desde que ascendió en 2007, el equipo asegurador ha enfrentado 52 veces a equipos paisas y ha triunfado en 21 ocasiones, perdido 16 y empatado 15.

Cada vez que el equipo de Alexis García clasifica a cuadrangulares lo hace con un promedio de 31 unidades.  / Archivo
Cada vez que el equipo de Alexis García clasifica a cuadrangulares lo hace con un promedio de 31 unidades. / Archivo

A pesar de que es la novena vez que consigue una clasificación a los cuadrangulares (tercera como cabeza de grupo), en Equidad el logro sigue siendo motivo de festejo. Porque cada semestre Alexis García ve cómo su equipo se desmantela al compás del mercado de pases: sin ir más lejos, de los 16 jugadores que actuaron en las dos finales del torneo clausura 2011 contra Nacional, en la actualidad sólo siguen cinco. Por eso Equidad es de débiles inicios de torneo (obtuvo su primera victoria en la quinta fecha), pero de finales contundentes.

“Tenemos que acostumbrarnos a un nuevo grupo por el recambio en el plantel. Son las mismas circunstancias, pero casi siempre lo superamos”, asegura Alexis García. El objetivo siguiente será superar el Grupo B, integrado por Nacional, Itagüí y Medellín, y así poder clasificar a la cuarta final de Liga y conseguir el primer título de primera división. “Buen grupo, grandes rivales, plazas que motivan a nuestro equipo: la mesa está servida. Con unidad y respeto, vamos por nuestro objetivo. Estamos muy optimistas por el nivel actual, nos encontramos dentro de la fiesta y creemos que nos alcanzará para llegar a la primera estrella”, explicó el técnico de 52 años.

Desde que Equidad ascendió en 2007 ha disputado 26 partidos en esas tierras, con un saldo de siete victorias, nueve derrotas y diez empates. Recibiendo a clubes paisas en Bogotá, su equipo ha triunfado catorce veces, empatado cinco y perdido siete, para un saldo total a favor de 21 triunfos contra todos: Nacional, Medellín, Envigado e Itagüí, ganándole a cada uno de local y de visitante. Eso sí, en cuadrangulares, de 12 juegos frente a clubes de esa región, ha ganado sólo cuatro y nunca ha podido superar en esas instancias a Medellín, al que enfrentará en las fechas tres y cuatro de estos cuadrangulares.

El técnico luce optimista por el cuadrangular: “El nivel está bueno; es que eso lo marca el buen momento de la selección. La Equidad, por ejemplo, no es un equipo grande, pero siempre es protagonista. Hay un respeto de todos por tratar de afrontar el torneo con la mayor seriedad”.

Una de las claves para que este año su equipo se haya clasificado a ambos cuadrangulares fue el regreso a principio de temporada de Stalin Motta, quien paró de jugar un año por una lesión de rodilla que sufrió cuando jugaba en Nacional. “Está tan bien que está jugando mejor que antes, pasa por la madurez plena de su carrera deportiva. Al principio logramos recuperar su confianza a punta de afecto. Y en la cancha decidimos utilizarlo como volante 10 por el centro, no por un costado como antes. Así ha encontrado un excelente nivel”, añade el chocoano, que también se atrevió a hablar de la selección de Colombia, que enfrentará mañana (7:30 p.m.) a Brasil en un amistoso disputado en Nueva Jersey.

A fin de cuentas él vistió esa camiseta, y además dice hablar a menudo con José Néstor Pékerman: “Es una amistad espontánea que nació por iniciativa suya. Yo le digo lo que pienso de la selección y él me comparte conceptos sobre Equidad porque lo ve mucho. Intercambiamos muchas ideas, como buenos hombres del fútbol”, dice. Sobre la preferencia de Pékerman por los jugadores, el estratega asegura que el más beneficiado por ese sistema es Falcao: “A él hay que estar alimentándolo para que no se pierda del juego. Falcao rebusca los goles y resuelve con facilidad, es un 9 de raza; sacarlo a la banda es un pecado capital (refiriéndose a que Eduardo Lara lo utilizó en 2009 como volante por izquierda). En síntesis, creo que esta selección va a clasificar al Mundial porque se lo merece”.