Millonarios, a la final de la Copa Postobón

El equipo 'albiazul' sacó un empate 0-0 ante Júnior en el juego de vuelta. En la ida los embajadores ganaron 4-1.

Tras la abultada victoria en Bogotá, por un marcador de 4-1, Millonarios sólo tuvo que defender la ventaja en Barranquilla, ante Júnior, para clasificar a la final de la Copa Postobón.

Aunque el arranque del equipo barranquillero fue vertiginoso, el cuadro dirigido por Richard Páez supo acomodarse en la cancha del estadio Metropolitano y disminuir el ímpetu del onceno tiburón, que de a poco fue resignando sus opciones en la etapa inicial, más allá de un cabezazo que se estrelló en el horizontal y un remate del delantero Carlos Bacca, que se fue cerca del arco defendido por Nelson Ramos.

Para los últimos 45 minutos, y pese a que los dirigidos por el técnico José Eugenio Hernández volvieron a presionar en el campo azul, la tendencia siguió siendo la misma: Millonarios esperando, acomodado en su campo, y Júnior atacando sin ideas, con convicción y corazón, pero sin orden ni claridad en el juego.

Aunque en el conjunto embajador no hubo figuras descollantes, pues el comportamiento grupal fue parejo, fueron destacables los rendimientos de Rafael Robayo, Carlos Ganiza Ortiz, Luis Mosquera (que entró por Carlos Preciado) y Máyer Candelo.

Con la victoria, el club capitalino vuelve a jugar una final desde la que disputó en la Copa Merconorte 2001, en la que ganó aquel título, pues desde que se juegan torneos cortos no ha avanzado a ninguna de las finales que se han disputado hasta el momento.

De la misma manera, será la oportunidad de romper una sequía de títulos que ya pasó la década, dado que Millonarios no gana ningún torneo colombiano desde 1988, cuando alcanzó su decimotercera estrella y en aquel momento se alzaba como el equipo más ganador de Colombia.