Publicidad
Fútbol colombiano 23 Feb 2013 - 8:25 pm

Torneo Apertura 2013

Once Caldas castigó la timidez de Millonarios

Con gol de penalti de Edwards Jiménez, el blanco-blanco se impuso 1-0.

Por: Elespectador.com
  • 133Compartido
    http://www.elespectador.com/deportes/futbolcolombiano/once-caldas-castigo-timidez-de-millonarios-articulo-406569
    http://tinyurl.com/b8z5hgg
  • 0
insertar

Los silbidos fueron el sonido ambiente predominante en el juego de este sábado entre Once Caldas y Millonarios. Por el exceso de faltas que en ningún momento significaron un remate de tiro libre peligroso, por la cantidad de tarjetas amarillas (siete y la expulsión del técnico Hernán Torres), por decisiones dudosas del árbitro Imer Machado y por la mala puntería y las estrategias predecibles de ambos equipos, que a lo sumo produjeron sólo un remate directo al arco cada uno, incluyendo el penalti de Edwards Jiménez que le dio, a 10 minutos del final, la victoria 1-0 al equipo de Manizales. ((Ver el gol del partido))

Gilberto ‘El Alcatraz’ García fue un golpe a la monotonía de sus compañeros. El lateral derecho, el más insistente en materia ofensiva por su banda, filtró un pase diagonal a Edwards Jiménez y éste fue derribado por Román Torres en el área, que le valió la amonestación al central panameño y también a Máyer Candelo por protestar como desde el banco lo hizo el técnico Hernán Torres, quien fue expulsado.  Finalmente, Jiménez cobró el penalti del triunfo, ejecutó la acción que salvó un partido lento y aburrido.       

Es cierto que Edwards Jiménez, apenas al minuto seis, maniobró en el aire para ejecutar una media volea solo frente al arco –tras centro por derecha de Gilberto ‘Alcatraz’ García– pero en definitiva el resultado fue una pifia. No fue más que una torpeza con los pies como la que se le vio a Hárrison Otálvaro al finalizar la primera etapa. El volante pivoteó un balón y Wason Rentería se la punteó de vuelta para dejarlo solo contra el arquero José Fernando Cuadrado. Pero  Otálvaro, en lugar de deslizarle a un lado el balón a Rentería – ¿Por qué no? – decidió rematar al palo izquierdo de Cuadrado sin éxito.     

El equipo que dirige Hernán Torres, que perdió el invicto de tres jornadas y mantuvo siete unidades, no enamora aún. Si bien Máyer Candelo regresó a la titular y éste sugirió más posesión en la mitad que en los partidos de su ausencia, Hárrison Otálvaro no fue el socio ideal de otras tardes. En el segundo tiempo, el volante vallecaucano, incluso, perdió un balón en el medio campo (57’), pero por fortuna suya, el remate de Sergio Romero se fue por arriba. El mal rendimiento de Otálvaro fue castigado a 20 minutos de final, cuando fue sustituido por Dhawlin Leudo.  

El castigo para la timidez ofensiva de Millonarios fue la derrota. El próximo rival suyo será Boyacá Chicó, al que recibirá el sábado (5:30 p.m.) en el estadio El Campín.  

Once Caldas, por su parte, no es imponente, pero se acerca al área rival con voluntad, cansando a la defensa, como en la victoria en dos minutos contra Júnior en la segunda fecha. El equipo de Manizales, que llegó a siete puntos y que visitará a Equidad el próximo sábado, fue ligeramente superior al equipo bogotano y eso le bastó para triunfar.

Relacionados

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 86
  • Enviar
  • Imprimir
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio