Osorio, el hombre de la libretica

El estilo de juego del míster de la libretica, Juan Carlos Osorio, fue el que reinó.

El técnico Juan Carlos Osorio, el nuevo campeón de Colombia.  / Óscar Pérez
El técnico Juan Carlos Osorio, el nuevo campeón de Colombia. / Óscar Pérez

A pesar de los altibajos, las críticas por la rotación de la nómina y el juego bonito que pedían los hinchas verdolagas por encima de los resultados, Atlético Nacional ganó su anhelada estrella 12, gracias al ADN y a la dirección técnica de Osorio.

Y no es para más, 32 de los 52 años que tiene el actual técnico campeón se los ha dedicado a su pasión, el fútbol, esa que desde que empezó en clubes nacionales e internacionales —entre ellos Deportivo Pereira, Atlético Nacional, Sport Club de Brasil, Once Caldas y Chicago Fire de Estados Unidos— no ha dejado a un lado. Por eso cuando se retiró como jugador siguió con sus estudios para convertirse en técnico, y el esfuerzo y la dedicación fueron tales que el recorrido en su nueva profesión inició en uno de los equipos más prestigiosos del mundo, el Manchester City de la Liga Premier, donde, recomendado por el exfutbolista Kevin Keegan, fue por cinco años el asistente técnico y preparador físico, trabajo que además lo acreditó para tener la licencia clase A otorgada por la Unión de Asociaciones de Fútbol Europeas (UEFA) y la licencia de dirección técnica otorgada por la Real Asociación Holandesa de Fútbol.

Este semestre, Osorio pasó de héroe a villano, de querido a odiado, de admirado a criticado. Pero había algo claro, el técnico verdolaga sabía cómo hacía sus planteamientos, todo lo analizaba y no dejaba nada al azar. Para nadie era un secreto que en su libretica y en sus polémicas noticas tenía claras sus tácticas, esas que planeaba antes y en medio de cada partido para estar en lo alto de la tabla. Tácticas y estrategias que aprendió a lo largo de su carrera y que pudo desarrollar gracias al posgrado en ciencia del fútbol de la Universidad de Liverpool.

Su trayectoria como entrenador también pasa por equipos nacionales e internacionales. Entre 2006 y 2007 estuvo con Millonarios, durante 2007 y 2010 tuvo bajo su dirección a Chicago Fire y Red Bull en Estados Unidos, en el torneo finalización de 2010 volvió a Colombia y quedó campeón con Once Caldas, en 2011 tuvo dirigió al Puebla Fútbol Club de México y en 2012 ingresó a las filas del Atlético Nacional, equipo con el que ha conquistado la Copa Colombia, la Superliga y la Liga Postobón, esa que le faltaba con el verde de Antioquia para completar todos los títulos de Colombia.

Juan Carlos Osorio es el héroe, el que a pesar de que todo el semestre dividió a la hinchada de Nacional la unió para volver a celebrar un nuevo título, el campeonato número 12 en el fútbol colombiano en el amplio historial deportivo del Rey de Copas.

Estratega, calmado, táctico y reflexivo, el técnico de odios y amores, al que la prensa y la hinchada criticaron por las estrategias que planteaba en cada juego. La rotación que no había utilizado en los equipos que antes dirigió también fue protagonista en la nómina de cada juego de este semestre: esa que causaba irregularidad y desorden táctico, pero la misma que quedará guardada en la historia, en el corazón y en el recuerdo de todos los aficionados verdolagas que esperaban gritar una vez más: “¡Dale, Nacional campeón!”.