Selección Colombia: llegó el gran día

Todo está preparado para la fiesta de la clasificación en el estadio Metropolitano de Barranquilla, como en 1989, 1993 y 1997.

Más unidos que nunca, los jugadores de la selección nacional de fútbol se prepararon para el juego de esta tarde ante Ecuador, en el estadio Metropolitano. /AFP
Más unidos que nunca, los jugadores de la selección nacional de fútbol se prepararon para el juego de esta tarde ante Ecuador, en el estadio Metropolitano. /AFP

Lo que se podría vivir hoy, desde las 3:30 p.m. (Gol Caracol) en el estadio Metropolitano de Barranquilla, es la fiesta que todos los colombianos estamos esperando desde hace 15 años, cuando se logró clasificar a Francia 98 con un triunfo 1-0 frente a Venezuela en la capital del Atlántico. Si las cosas se dan como se han planeado, se podrá gritar a pulmón henchido “vamos pa’l mundial”.

Se ha hablado mucho de lo que podría representar este juego y eso lo tienen claro los dirigidos por José Pékerman, que desde el lunes vienen preparando este compromiso con trabajos enfocados en la posesión del balón, el paso rápido de defensa a ataque y la contundencia. El juego podría ser muy similar al más reciente partido amistoso frente a Serbia en Barcelona, en el cual se jugó bien pero se tuvo que luchar casi hasta el minuto 90 para definir la victoria. “No queremos sufrir, para eso debemos ser contundentes en ataque. Hemos trabajado definición para aprovechar las opciones que se presenten”, destacó el que sería el reemplazante de Radamel Falcao García en la zona de ataque, Jackson Martínez. Sin embargo, la titularidad de El Tigre será decidida apenas minutos antes del partido.

Barranquilla es la casa de la selección y ésta es la que le da alegrías a todo el país. Como al Metropolitano sólo podrán ingresar 43 mil personas, muchos aficionados que llegaron de diferentes partes del mundo se quedarán por fuera. Por eso la alcaldesa Elsa Noguera dispuso cinco estadios virtuales en diferentes localidades de la ciudad para que toda la gente disfrute del partido y pueda vivir una fiesta. Además, decretó tarde cívica.

La Arenosa sabe muy bien lo que es celebrar una clasificación a un mundial. Acá se han conseguido los pasos a Italia 90, Estados Unidos 94 y Francia 98, por eso se espera que esta no sea la excepción y el ambiente de carnaval se prenda este fin de semana para celebrar el tiquete a Brasil 2014.

“Sabemos que nos estamos jugando un partido que nos podría meter en la historia del fútbol colombiano. Volver al mundial es el objetivo que nos trazamos desde que comenzó esta eliminatoria, así que intentaremos dar lo mejor para ganarle al difícil seleccionado de Ecuador. Hemos preparado este compromiso con la misma intensidad de los anteriores y espero que el resultado sea igual de positivo a los que hemos conseguido en casa”, comentó el volante Freddy Guarín.

Aunque el juego es importante, no será determinante en caso de que no se logre ganar. En las cuentas para ir a Brasil se prevé que logrando dos puntos más, Colombia estará clasificada, así que sumando hoy, o en cualquiera de los tres partidos restantes, el objetivo se cumplirá.

De no jugar el goleador Falcao García, serían tres las ausencias para este compromiso, porque los centrales Mario Alberto Yepes y Cristian Zapata deberán cumplir fecha de sanción por acumulación de tarjetas amarillas y expulsión, respectivamente. Como es costumbre, el argentino José Pékerman no confirmó la alineación en la rueda de prensa, sin embargo, no habrá sorpresas.

Por su parte, la selección ecuatoriana, dirigida por el vallecaucano Reinaldo Rueda, tendrá la sensible baja de Felipe Caicedo, quien acumuló amarilla. Además de la ausencia de su goleador Christian Benítez, quien murió hace poco más de un mes. Antonio Valencia, jugador del Manchester United, comandará el equipo.

Ganando, Colombia daría un contundente paso hacia Brasil y aseguraría definitivamente al menos el quinto lugar, que da cupo al repechaje. Aunque sería prácticamente imposible que no quedara entre los cuatro que logren el tiquete directo, porque tendría que perder sus tres partidos restantes y que se dieran 12 resultados más, entre ellos grandes goleadas, poco frecuentes en la eliminatoria.

Lo bueno es que la selección depende de sí misma y tiene todo a su favor para que los colombianos hoy podamos gritar que “nos vamos pa’l mundial”.

 

 

[email protected]

@Luisguimonte