Hernán Torres: ante Tigre no juega la historia