Wílder Medina ya le cumplió a Pastrana

Cuando llegó a Santa Fe, el presidente cardenal apostó a que el delantero marcaría 11 goles. El sábado el antioqueño llegó a ese número en la Liga.

Jefferson Cuero( izq.), Wílder Medina y Yulián Anchico (der.) celebran uno de los goles. /Óscar Pérez
Jefferson Cuero( izq.), Wílder Medina y Yulián Anchico (der.) celebran uno de los goles. /Óscar Pérez

Cuando Wílder Medina llegó a Independiente Santa Fe, a finales del año pasado, para someterse a una rehabilitación de su adicción a las drogas, el presidente cardenal, César Pastrana, debió sortear muchas críticas. Las voces le decían que la contratación del delantero antioqueño era ‘un tiro al aire’. Pastrana, confiado, declaró que no sólo se trataba de ayudar a una persona, sino de invertir en alguien que podría retribuir todo con goles. Apostó que haría 11 y ya esa meta el goleador la cumplió en Liga y la superó en la temporada, en la cual suma 12, por el tanto a Garcilaso en Copa Libertadores.

Luego de comenzar con esa racha de seis goles en el mismo número de juegos, Wílder, con la confianza que le caracteriza desde que pisó la cancha de El Campín con la camiseta roja y blanca número once, prometió 20 goles. Al decirlo se le juzgó por agrandado. Sin embargo, en el partido del sábado frente a Chicó marcó un doblete, se convirtió en el único goleador y está a ocho de su promesa.

“El primer objetivo se cumplió, sumamos los puntos necesarios para clasificar y poder pensar por estos días en el partido de Copa Libertadores frente a Gremio (jueves 8:30 p.m., Fox Sports). Hay que corregir, porque nos vimos al final presionados por Chicó, pero es mejor que haya pasado en este partido y no en el del jueves”, apuntó el goleador.

¿Cómo fue la negociación con Ómar Pérez para que le cediera el penal y poder volver a ser el goleador de la Liga?

Me tenía mucha confianza, así que le dije a nuestro gran volante diez, que es uno de los mejores jugadores de Colombia: “Te respeto, pero quisiera cobrar el penal”. Él me respondió que si tenía confianza que lo pateara. Eso demuestra la unión de grupo. Gracias a ese gol soy nuevamente el goleador.

¿Cómo están físicamente, cree que tanto desgaste afectará el nivel del equipo?

No, pienso que no mucho. Hay jugadores que llevan muchos partidos, otros menos. Las canchas pesadas por el invierno lo desgastan a uno más y eso es lo que complica. Pero físicamente estamos bien.

¿Entonces el sufrir frente a Chicó fue más por desconcentración y exceso de confianza?

Sí, ese fue el error. Cuando íbamos 4-1 piensa uno que el partido terminó y faltaban todavía 15 minutos. Chicó siempre nos ha complicado y nos puso a sufrir, pero gracias a Dios terminamos ganando. Hay que aprender de esto y mantener la intensidad de juego los 90 minutos.

¿Cómo han planeado afrontar el partido frente a Gremio?

Con una mentalidad ganadora, sabemos que es un juego fundamental e importante para la institución. Ellos tienen jugadores muy buenos, que se vinieron con antelación para aclimatarse. Estamos estudiándolos totalmente y el jueves vamos con toda. Ellos ya están eliminados del torneo local, así que van a dar los restos por ganarnos.

¿Cómo tomaron que ellos se hayan venido con ocho días de antelación?

La verdad, pueden llegar con ocho o quince días de anterioridad. El jueves es una final para nosotros, vamos a salir a comernos a ese equipo, independientemente de los jugadores que vengan, de que sean de Brasil y campeones de Libertadores. Vamos a irrespetarlos con buen fútbol y marcándoles goles con la ayuda de Dios.

Usted acostumbra a cambiar camisetas en los partidos de vuelta. ¿Ya habló con alguien para hacerlo el jueves?

No, la verdad es que con quien la quiero cambiar no jugó el partido de ida, así que no he hablado. Allá me pidieron mi camiseta y la entregué, pero yo quiero, la verdad, ganar, jugar mi partido y ya después mirar con quién se cambia.

Los de Gremio dicen que hay que temerle a su velocidad y a la inteligencia de Ómar Pérez. ¿Qué responde ante esos elogios?

Muy bueno que te tengan referenciado. Ahí es donde nuestros jugadores deben ser inteligentes, porque si nos van a marcar con cuidado a nosotros, debemos movernos para generarles espacios a nuestros compañeros, quienes deben estar muy atentos a aprovechar cada opción.

¿Qué haya pasado Garcilaso les abre el cuadro a ustedes?


No, si pasó es porque tiene cosas importantes. A nosotros nos complicó acá y sólo les pudimos marcar en el segundo tiempo. A Nacional también lo enredaron y lo eliminaron.

El técnico de Garcilaso dijo que prefería enfrentar a Gremio que a Santa Fe. ¿Qué opina de eso?

De verdad es bueno. Cuando uno quiere lograr cosas importantes, a cualquier equipo que esté al frente hay que salir a ganarle, sea el que sea. Entonces ahora estamos pensando es en Gremio y ya después miraremos lo que viene.