Triste regreso de Riquelme a Boca

Los xeneizes perdieron en La Bombonera 1-3 ante Unión de Santa Fe.

El Lanús, que igualó a cero con el Racing, pasó a ser el líder solitario de la Liga argentina 2013 de fútbol en una cuarta jornada negra para los derrotados River Plate, Boca Juniors y Juan Román Riquelme.

El equipo riverplatense perdió su condición de invicto y resignó el liderato en la clasificación al caer derrotado por 2-0 en su visita al San Lorenzo, equipo que ha robustecido sus esperanzas de mantenerse en la primera categoría.

El Boca Juniors, alentado en 'La Bombonera' por unos 40.000 espectadores ansiosos por ser testigos del regreso al equipo de Juan Román Riquelme tras ocho meses de inactividad, cayó derrotado por 1-3 frente al Unión, que hacía 26 partidos que no ganaba y que es el principal candidato al descenso.

El San Lorenzo, dirigido por Juan Atonio Pizzi, reforzó su esperanza de mantenerse en división de oro con una victoria, la primera del año, con la que supera una racha de flojas actuaciones y resultados que le habían acercado nuevamente a los puestos del descenso que ocupan Unión, Quilmes y San Martín.

Denis Stracqualursi (m.1) y Mauro Cetto (m.19) marcaron los goles de la formación azulgrana, que terminó el partido con diez jugadores por la expulsión a los 85 minutos del centrocampista Gonzalo Verón, por acumulación de amonestaciones.

El River Plate había tenido un comienzo ideal en el torneo, con tres victorias en igual cantidad de partidos (ante Belgrano, Estudiantes y Tigre), pero frente al San Lorenzo fue superado en todas sus líneas.

El equipo 'santo' controló el encuentro en la primera parte, jugó al contraataque en la segunda y tuvo varias ocasiones de ampliar su ventaja en el marcador.

El entrenador riverplatense, Ramón Díaz, fue expulsado antes del encuentro debido a que su equipo salió tarde al campo y el comienzo debió retrasarse diez minutos. También Pizzi fue expulsado en el tramo final del encuentro por protestar fallos del árbitro.

El Boca Juniors tuvo una noche patética en su mítico estadio en el que el Unión obtuvo uno de los mejores triunfos de su historia reciente, un 0-3 ante un Boca Juniors desorientado, en el que reapareció un Juan Román Riquelme que poco pudo hacer para revertir la situación.

Damián Lizio (m.26), Bruno Bianchi (m.35) y Pablo Magnín (m.60) anotaron los goles del conjunto santafesino en un partido que reservaba el papel exclusivo de protagonista para Riquelme. Para el Boca marcó el uruguayo Santiago Silva (m.88).

Riquelme se había despedido del Boca en julio de 2012 en busca de nuevos aires, objetivo que no consiguió, y días antes del comienzo de los torneos del 2013 llamó al entrenador Carlos Bianchi para quedar a su disposición. La directiva aprobó su regreso al equipo con algunas resistencias.

El Unión había ganado su último encuentro en mayo de 2012 ante el San Lorenzo y en el actual torneo había llegado a la cuarta jornada e el penúltimo puesto, con un sólo punto de rédito sobre nueve posibles, dos goles anotados y seis encajados.

Con esta derrota, el Boca Juniors de Carlos Bianchi ha quedado seis puntos abajo del líder Lanús (10-4).

En otros partidos disputados hoy, el Atlético Tigre venció al All Boys por 2-1 mientras que Godoy Cruz de Mendoza y Argentinos Juniors igualaron a cero.

Los goles del Tigre los marcó Matías Pérez García (ms. 6 y 29) y el del All Boys Santiago Montoya (m.9). En Godoy Cruz que dirige Martín Palermo tuvo en Mendoza las mejores posibilidades de quedarse con la victoria, especialmente en un penalti que el portero del conjunto de Buenos Aires paró a Mauro Óbolo en la segunda parte.