Sevilla y CSKA Moscú dividen honores

El equipo español logró un valioso empate (1 - 1) ante los rusos.

Un ex bético, el chileno Mark González, fue hoy el autor del gol del empate del CSKA Moscú ante el Sevilla (1-1) en el partido de ida de los octavos de final de la Liga de Campeones.

González, que fichó el año pasado por el equipo del Ejército ruso, pero apenas disputó unos pocos partidos debido a unas inoportunas lesiones, disputaba hoy su primer partido oficial desde diciembre.

Eso no le impidió irse de sus marcadores en varias ocasiones en la primera parte y sacarse de la chistera algunos buenos centros con peligro desde la izquierda.

En la segunda, el internacional chileno parecía menos metido en el partido hasta que en el minuto 66 vio adelantado al meta sevillista Palop y lo superó con un disparo lejano, que a la postre significaría el empate.

En el Betis, donde jugó entre 2007 y 2009, González tuvo tiempo de conocer de primera mano la tremenda rivalidad que existe entre los dos equipos de Sevilla.

El chileno abandonó la disciplina del Betis tras el descenso del club a la segunda división, pero el destino quiso que pudiera tomarse su particular venganza con la camiseta del CSKA.

González, que ha jugado en el Liverpool y en la Real Sociedad, entre otros equipos, presentó así su tarjeta de visita de cara al Mundial de Sudáfrica, en el que Chile está en el mismo grupo que España.