Se desploman acciones de la U. de Chile

Tras un comienzo entusiasta por la clasificación a semifinales, la acción cedió terreno porque el rival es Boca Juniors.

Tras un entusiasmo inicial, los inversores dieron el viernes la espalda a las acciones de la Universidad de Chile, equipo que avanzó a las semifinales de la Copa Libertadores tras vencer en la tanda de penaltis al Libertad paraguayo.

Según operadores bursátiles, la categoría del Boca Juniors, el rival de la U en esa instancia, asustó a los inversionistas, que dieron la espalda al equipo chileno, que llega por cuarta vez en su historia a las semifinales del torneo continental.

En las primeras operaciones de la Bolsa de Santiago las acciones de Azul Azul, la sociedad que controla el club universitario, llegaron a dispararse un 8,9 %, hasta un valor histórico de 2.994 pesos (unos 5,98 dólares), pero conforme avanzaba la sesión, el entusiasmo se diluyó y los papeles pasaron a pérdida.

A las 10:45 a.m. (hora colombiana) las acciones de Azul Azul lideraban la lista de caídas, con un desplome del 19,98 %, hasta los 2.199,90 pesos (4,39 dólares).

Según operadores bursátiles, para los inversionistas la U de Chile tiene escasas opciones frente a un rival que ha ganado seis veces la Copa Libertadores, por lo que prefieren poner su dinero en otro lado.

También pudieron influir, según las fuentes, unas declaraciones del técnico argentino de la U, Jorge Sampaoli, quien definió a su próximo rival como "un equipo de mucha jerarquía, que juega bien de local o visita, que presenta un montón de variables y va a ser un rival muy respetable".

La Universidad de Chile ha accedido por cuarta vez en su historia a las semifinales de la Libertadores y nunca ha jugado una final. En 1970 cayó ante el Peñarol uruguayo, en 1996 frente al River Plate argentino y en el 2010 ante el Chivas mexicano.

Contra el Boca Juniors sólo ha jugado en 1963 en la Libertadores: cayó por 1-0 en Buenos Aires y por 2-3 en Santiago.

Ajenos a los factores que influyen en el valor bursátil del club, los jugadores de la U volvieron al trabajo con la idea de avanzar, no sólo en la Libertadores sino también en el torneo local de Apertura.

"No pensamos en priorizar. Tenemos plantel para pelear las dos cosas", afirmó el centrocampista argentino Matías Rodríguez, convocado a la selección de su país para las próximas jornadas de la eliminatoria sudamericana del Mundial de Brasil 2014.

En total, son ocho los jugadores de la U que estarán en esa instancia, pues otros seis fueron convocados a la selección chilena y el delantero peruano Raúl Ruidíaz fue citado al equipo de su país.

"Vamos por los dos torneos, no vamos a dejar de lado ninguno", afirmó el volante Marcelo Díaz, uno de las figuras del equipo, apoyado por el argentino Gustavo Lorenzetti, quien sostuvo que "la idea es pelear en todos los frentes donde estamos. Nunca la U ha sido tricampeón y para nosotros sería lindo e importante lograrlo".

El equipo de Sampaoli ganó en la temporada 2011 los torneos chilenos de Apertura y Clausura, además de la Copa Sudamericana.

"La U, por su gente e historia siempre irá por todo", complementó el portero Johnny Hererra, en tanto que el defensa José Rojas, capitán del equipo, reflexionó: "¿Tricampeonato o Libertadores? Vamos por los dos".

Pese al mal rato en la bolsa, la campaña de la U se ha visto reflejada en el mercado bursátil, donde sus acciones subieron un 1,55 % el año 2011, mientras en lo que va de este año acumulan una subida del 1,27 %.