Cronología del 'FIFAgate', el mayor escándalo de la historia del fútbol

La justicia estadounidense ordenó la captura de 14 sospechosos, entre ellos cuatro latinoamericanos, por sobornos y lavado de activos.

AFP
AFP

La FIFA está inmersa desde hace meses en el mayor escándalo de la historia del fútbol por varios casos de cobro de comisiones y sobornos en los que están implicados miembros y exdirigentes del órgano rector del fútbol, que están siendo investigados por Estados Unidos y Suiza.

Las principales fechas del escándalo de la FIFA

27 de mayo: una operación en hoteles de lujo de Zúrich termina con siete dirigentes del fútbol detenidos, a pedido de las autoridades estadounidenses. En total son 14 los imputados por el Departamento de Justicia, nueve cargos de la FIFA y cinco empresarios relacionados con el fútbol.

En Estados Unidos se allanan las instalaciones de la CONCACAF en Miami. El presidente de esa confederación, Jeffrey Webb, es uno de los detenidos en Suiza.

En un proceso independiente, por "blanqueo de capital y gestión desleal" relacionado con la atribución de los Mundiales de 2018 y 2022 a Rusia y Catar, la justicia suiza registra las dependencias de la FIFA en Zúrich.

28 de mayo: Jeffrey Webb es cesado como presidente de la CONCACAF y Jack Warner, presidente de esa confederación hasta 2012 y uno de los 14 inculpados por la justicia estadounidense, es liberado bajo fianza en Trinidad y Tobago.

El escándalo es mundial y se multiplican las voces que reclaman la renuncia de Blatter e incluso jefes de Estado y de gobierno, entre ellos el presidente de Francia François Hollande y el primer ministro británico David Cameron piden el aplazamiento de las elecciones.

La FIFA hace oídos sordos a las peticiones y se inaugura, según lo previsto, el 65º Congreso, con una ceremonia que abre Blatter con un discurso en el que insiste en su inocencia.

29 de mayo: Blatter es reelegido hasta 2019 como presidente de la FIFA.

Catar asegura haber respetado "los más altos estándares de ética" en el proceso del atribución del Mundial-2022.

El responsable del fisco norteamericano Richard Weber augura una "nueva oleada de imputaciones".

El estadounidense Aaron Davidson, uno de los cinco empresarios imputados por la justicia de su país, es liberado bajo fianza de 5 millones de dólares tras pasar dos días detenido.

31 de mayo: Sudáfrica reconoce una transferencia de 10 millones de dólares antes del Mundial-2010, pero niega que fueran sobornos, como sospecha la justicia estadounidense.

Siete miembros del comité de la FIFA que votaron en el proceso de designación de los mundiales de 2018 y 2022 son interrogados por la fiscalía general suiza.

1 de junio: un juez paraguayo decreta prisión domiciliaria para Nicolás Leoz, de 86 años y presidente de la CONMEBOL de 1986 a 2013, como uno de los imputados por la justicia estadounidense.

2 de junio: se reaviva el escándalo con una publicación del New York Times que apunta a Jérôme Valcke, secretario general de la FIFA y número 2 de Blatter, como autor del pago de 10 millones de dólares a cuentas gestionadas por el exvicepresidente de la FIFA y expresidente de la CONCACAF Jack Warner, otro de los 14 imputados en esta operación.

La FIFA admite ese pago pero para programas de "desarrollo del fútbol en el Caribe" y Blatter convoca una conferencia de prensa urgente para anunciar su dimisión y la próxima convocatoria de un Congreso extraordinario para elegir un nuevo presidente.

3 de junio: la justicia federal de Nueva York revela documentos que señalan que el estadounidense Chuck Blazer, hombre fuerte del fútbol de su país y de la CONCACAF entre 1991 y 2013, admitió haber aceptado sobornos, junto a otros dirigentes de la FIFA, para la elección de los Mundiales de Francia-1998 y Sudáfrica-2010.

Interpol, por petición de las autoridades norteamericanas, incluye al trinitense Jack Warner y al paraguayo Nicolás Leoz en la lista roja de los más buscados.

7 de junio: un exministro de Deportes egipcio acusa a Warner de haberle intentado vender siete votos a Egipto para obtener el mundial de 2010 a cambio de un millón de dólares por voto.

El presidente del Comité de Auditoría de la FIFA Domenico Scala admite por primera vez que la concesión de los mundiales a Rusia y Catar podría ser revocada si se demuestra que se compraron votos.

9 de junio: En Italia se entrega el argentino Alejandro Burzaco, uno de los empresarios imputados en la operación conocida el 27 de mayo.

La fiscalía venezolana abre una investigación sobre el patrimonio de Rafael Esquivel, expresidente de la federación de su país y uno de los 14 imputados por la justicia estadounidense.

10 de junio: la FIFA suspende el proceso de atribución del Mundial-2026.

11 de junio: el Parlamento Europeo aprueba una resolución que pide reemplazar "inmediatamente" a Blatter como presidente de la FIFA, algo que el suizo rechaza poco después.

Dimite el director de comunicación de la FIFA, Walter De Gregorio.

El senado paraguayo suprime la inmunidad de la sede de la CONMEBOL en Asunción.

17 de junio: el fiscal general suizo Michael Lauber anuncia que la justicia de su país investiga 53 relaciones bancarias "sospechosas" de blanqueo de capitales en el proceso de elección de los Mundiales de Rusia-2018 y Catar-2022.

El brasileño José Margulies, otro de los empresarios acusados, dice estar en su país y se niega a ser extraditado a Estados Unidos.

La FIFA anuncia haber contratado a Jenny Durkan, exfiscal general estadounidense, como abogada y Blatter elige a Richard Cullen, otra estrella de los tribunales neoyorquinos.

18 de junio: se entregan a la justicia los empresarios argentinos Hugo y Mariano Jinkins, padre e hijo, que estaban prófugos desde el 27 de mayo. Son dos de los 14 imputados de la operación lanzada por Estados Unidos.

2 de julio: Estados Unidos pide a Suiza la extradición de los siete responsables de la FIFA y de organizaciones afiliadas detenidos en Zúrich.

6 de julio: el chileno Harold Mayne-Nicholls, expresidente del grupo de evaluación de la FIFA en la elección de los Mundiales de 2018 y 2022, es suspendido durante siete años por la FIFA, aunque ésta no precisa los motivos.

9 de julio: la FIFA suspende de por vida al exdirigente Chuck Blazer de toda actividad relacionada con el fútbol profesional por su implicación en los casos de corrupción. Apodado 'Mister 10%', Blazer se había convertido en informador del FBI desde 2011.

10 de julio: el gobierno suizo informa que Jeffrey Webb, uno de los siete dirigentes de la FIFA detenidos en Suiza, aceptó su extradición a Estados Unidos y es trasladado a ese país seis días después.

17 de julio: el tesorero de la CONMBEBOL y presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), César Chávez, es detenido en una operación anticorrupción impulsada por la justicia de su país.

18 de julio: Jeffrey Webb comparece en un tribunal de Nueva York y se declara no culpable. Entrega su pasaporte y queda en libertad bajo fianza de 10 millones de dólares.

20 de julio: el Comité Ejecutivo de la FIFA anuncia la fecha del 26 de febrero de 2016 para el Congreso electivo que elegirá el sucesor de Blatter.

31 de julio: el empresario argentino Alejandro Burzaco se declara no culpable ante un tribunal estadounidense y es puesto en libertad bajo fianza de 20 millones de dólares.

14 de agosto: el expresidente de la Federación de Nicaragua, Julio Rocha, uno de los siete dirigentes detenidos en Suiza, acepta la extradición a su país.

22 de agosto: un diario suizo revela que la justicia helvética investiga a Nicolás Leoz, expresidente de la CONMEBOL, después de haber sido alertada pro el banco Pictet de actividades sospechosas por valor de 20 millones de francos suizos en una cuenta a nombre de la confederación sudamericana.

24 de agosto: la justicia suiza anuncia que estudiará en septiembre la petición de extradición hacia Estados Unidos de los seis dirigentes aún detenidos en Suiza. La petición que implica a Julio Rocha será tratada aparte, después de que éste haya aceptado ser extraditado a Venezuela.

11 de septiembre: el canal SRF de la televisión suiza hace públicos unos contratos, firmados por Joseph Blatter en 2005 , por el que cede a Jack Warner los derechos de televisión de los Mundiales de 2010 y 2014, por un monto global de 600,000 dólares, una cifra que representa sólo el 5% de su precio en el mercado, según el empresario australiano Jaimie Fuller. Es la primera vez que aparece directamente el nombre de Blatter en un documento.

La FIFA precisa que el acuerdo preveía una repartición al 50% de los beneficios ligados a la venta de esos derechos y acusó a la Confederación del Caribe de incumplir lo firmado, por lo que se "rescindió el acuerdo el 25 de julio de 2011".