El solitario entrenamiento de James en Valdebebas

El colombiano llegó en la noche del sábado, después del clásico contra Barcelona, al sitio de entrenamiento del Real Madrid para ejercitarse.

James Rodríguez celebra su segundo gol de la temporada con el Real Madrid. Foto: AFP

El momento de James Rodríguez en el Real Madrid no es el mejor. El colombiano no fue tenido en cuenta por Zinedine Zidane en el clásico contra el Barcelona y tan solo ha jugado 660 minutos en la temporada, una de los más bajos en el club. Pero el sueño del mediocampista colombiano siempre ha sido estar en este equipo, “quiero hacer historia”, dijo cuándo fue presentado en 2014, por eso, no se frena ante nada y está dispuesto a dar hasta la última gota y su último esfuerzo por dar lo mejor por el Madrid. (Lea: Sergio Ramos, el salvador eterno)

Así lo demostró después de llegar a Madrid de Barcelona. Según publicó el diario Marca de España, cuando toda la delegación arribó a Valdebebas para recoger los carros a las 11:30 p.m., James Rodríguez pidió ropa de entrenamiento y se quedó solo ejercitándose en una sesión individual. Sin luces ni taquígrafos, sin focos ni testigos, el colombiano se reveló ante la situación que está viviendo. Como indicó el diario español, “un jugador de 75 millones de euros entrenándose en la soledad de la noche en Valdebebas, resistiéndose a aceptar un destino que muchos dan por sellado”.

James no se quiere rendir, a toda costa busca ganarse la confianza de Zidane, pero si esto no se llega a dar, quiere dejar hasta la última gota por el Real Madrid. Atrás quedan sus estadísticas del último año y medio. El mediocampista quiere renacer y volver a ser ese jugador que fue fundamental en el último año de la era Ancelotti.

Este esfuerzo fue destacado por Marca, el medio español finalizó su nota precisando: “su gesto de rebeldía, esa sesión solitaria en la gélida y lluviosa noche madrileña, devela el perfil más competitivo de un jugador que no está dispuesto a rendirse sin pelear. Ese entrenamiento habla de un jugador de carácter que ha asumido que solo con trabajo podrá revertir una situación en la que lo fácil es arrojar la toalla. James optó el sábado por todo lo contrario”.

El mediocampista colombiano no se rinde. Va siempre para adelante sin importar las adversidades. Esos rumores de un posible canje al Manchester United o un posible paso a la Juventus los quiere enterrar a punta de trabajo.