Publicidad
Fútbol internacional 20 Ene 2013 - 7:54 pm

Carlos Bacca dice que se esfuerza para algún día jugar en Italia o Inglaterra

El sueño de 'El Mágico'

Así le dicen en el club Brujas, de Bélgica, con el que es figura y goleador de la Liga.

Por: Juan Diego Ramírez
  • 13Compartido
    http://www.elespectador.com/deportes/futbolinternacional/el-sueno-de-el-magico-articulo-397667
    http://www.elespectador.com/deportes/futbolinternacional/el-sueno-de-el-magico-articulo-397667
  • 0
insertar
Carlos Bacca es el goleador de la Liga belga, con 17 tantos. / AFP

Al salir a la cancha del estadio Jan Breydel se fija siempre en un sector donde ondean unas siete banderas colombianas. En una de ellas se puede leer una inscripción dedicada a él: “Carlos Bacca, El Mágico”. Así le dicen al delantero atlanticense, a quien tratan como a una estrella en Brujas, Bélgica, en donde ha marcado 17 goles desde que llegó a mitad del año pasado. El equipo aprecia su talento y por eso lo consiente: le paga un traductor de neerlandés y una profesora de inglés que le dicta clases privadas una vez a la semana, le dispuso un chofer para transportarlo mientras saca su licencia de conducción en ese país y le paga una casa campestre, a 10 minutos de los puentes emblemáticos de la ciudad.

En principio sufrió por vivir en otra cultura, por el idioma, el clima y la comida. Vivió en un hotel hasta encontrar una casa donde vivir con Shayira y Carlos Daniel, su esposa e hijo, quienes viajaron a Bélgica un mes después que él. Luego de la adaptación vino la calma. Le piden autógrafos a donde va y lo reconocen en ciudades cercanas. Hace poco lo sorprendió un aficionado en una estación de tren en París. En España, gracias a que el diario Marca lo describió como el otro Tigre colombiano por su capacidad goleadora similar a la de Falcao, también lo distinguen.

No visitó Colombia en diciembre por quedarse entrenando en España para 2013 con el equipo, que es cuarto en la Liga belga. Es que este año bien podría ser el último en el que juega ese torneo, pues ya ha interesado a equipos como el Espanyol y su objetivo es emigrar a una liga más competitiva. Dentro de poco podría empezar a adaptarse a otro país europeo.

¿Qué extraña de Colombia?

Crecí en Puerto Colombia, un pueblo muy alegre, siempre había música, bulla, cualquier radio prendido. De niño, me sentaba a jugar dominó y a practicar fútbol en la calle. Acá todo es demasiado tranquilo. Pero también me da mucha alegría regresar, sentarme a hablar con mis amigos de infancia.

¿Y qué hace en Bélgica para no extrañar?

Tratamos de comprar alimentos que se consiguen en Colombia. También ponemos música y vemos partidos de fútbol de allá, sobre todo los de Júnior. Además, estamos mucho en familia. Y cuando hay tiempo, vamos al centro, allá nos distraemos bastante porque además la gente me trata muy bien. Respetan el camino que he recorrido, reconocen mi esfuerzo.

¿Cómo hace con el idioma?

Eso fue un tema complicado al principio, porque en la cancha hay que hablar y nadie me entendía. Menos mal los compañeros me ayudaron bastante. Ya hablo cada vez más el neerlandés y ahí voy con el inglés. Defendiéndome.

El inglés, por si algún día llega a la Premier League…

Me gusta mucho esa liga, tanto como la italiana y la española. Entreno más todos los días para algún día llegar a un club de esos países. Me preparo mejor para cada examen final. Este año será duro acá y primero pienso en eso antes que emigrar, así ese sea el objetivo.

Ha tenido paciencia para adaptarse. ¿Eso le faltó a Teófilo Gutiérrez en Turquía?

Hay que tratar de acondicionarse, porque lo importante es crecer como futbolista. Hay que verle el lado bueno también de vivir acá, como la organización y el trato digno al futbolista. Estar jugando Europa League. Eso pienso. No sé qué fue lo que pasó con Teo. Cuando compartimos habitación en la selección de Colombia jamás le pregunto al respecto. Sólo él sabe qué pasó.

¿Por qué ya no celebra los goles bailando como vaquero?

No sé. Preferí sólo agradecerle a Dios, entonces me arrodillo y apunto hacia el cielo. El otro baile ni siquiera tenía un significado. Una vez, en Barranquilla F.C., Vladimir Hernández en un entrenamiento empezó a bailar así luego de un gol y me quedó gustando. En Júnior lo volví costumbre. Tal vez si hiciera lo mismo acá, no me llamarían El Mágico.

Entre usted, Falcao y Jackson Martínez llevan casi 50 goles en la temporada. Hay una epidemia goleadora que hace mucho no se veía en el país…

Nos está saliendo todo bien. Sobre todo a Falcao, él es un jugador a la altura de Messi y Cristiano, y un referente para el resto de delanteros colombianos. Y eso sólo beneficia a la selección de Colombia. Vamos por buen camino.

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 7
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Lo más compartido

  • Colombiano presentó una de las mejores tesis de maestría del mundo
  • Bogotá Sep 7 - 11:28 am

    Las pruebas de Sergio

    Las pruebas de Sergio
  • El conmovedor abrazo de una leona a su antiguo cuidador
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio