Falcao augura un clásico muy intenso