Futbolista griego, sancionado de por vida por hacer saludo nazi

Giorgos Katidis, del AEK de Atenas, celebró la victoria ante el Veria con los aficionados levantando el brazo derecho.

La federación griega de fútbol decidió sancionar de por vida al futbolista Giorgos Katidis, del AEK de Atenas, por dirigirse a sus aficionados con el saludo nazi tras la victoria de su equipo ante el Veria. 

Katidis, de 20 años, se defendió en su cuenta de Twitter: “No soy un fascista y no lo habría hecho si hubiera sabido lo que significaba. No soy un fascista y no lo habría hecho si hubiera sabido lo que significaba”.

El que fuera capitán del combinado heleno sub-19 no podrá volver a formar parte de ninguna selección de su país y esta semana revisará su situación en el club griego, que podría rescindir su contrato. Y es que el gesto se produce justo cuando se cumplen 70 años de la deportadción de los judíos griegos hacia campos de concentración nazis durante la Segunda Guerra Mundial.

“La acción del jugador al hacer el saludo nazi a los espectadores es una seria provocación a todas las víctimas de la bestialidad nazi y daña profundamente el carácter humano y pacifista del juego”, señaló la federación en un comunicado que ha hecho público este domingo.