Publicidad
Fútbol internacional 18 Dic 2012 - 4:13 pm

Fútbol internacional

Hinchas del Zenit piden a directivos no contratar negros, ni gays

Dicen que quieren evitar que su club se parezca al Manchester City, Arsenal o Anzhí de Majachkalá, es decir, a un conjunto de foráneos.

Por: EFE
  • 54Compartido
    http://www.elespectador.com/deportes/futbolinternacional/hinchas-del-zenit-piden-directivos-no-contratar-negros-articulo-393125
    http://tinyurl.com/k9muzpc
  • 0
Foto: EFE
Fanaticos del Zenit

Ni futbolistas negros, ni homosexuales, este es el escandaloso manifiesto publicado por los aficionados el Zenit San Petersburgo, el actual campeón de liga y el club más rico de Rusia.

"No somos racistas, pero para nosotros la ausencia de futbolistas negros en la plantilla del Zenit es una importante tradición que refuerza la identidad del club", señala el manifiesto "Selección-12" colgado en la página web Landskrona (Fortaleza en sueco).

La controvertida nota de la que se ha hecho eco toda la prensa rusa subraya que "como club más norteño de las grandes ciudades europeas, nunca tuvo vínculos con África, ni con América Latina, Australia u Oceanía".

Los hinchas del equipo de la antigua capital imperial, que figuran entre los más ultranacionalistas de Europa, dicen que quieren evitar que su club se parezca al Manchester City, Arsenal o Anzhí de Majachkalá, es decir, a una pléyade de legionarios.

"No tenemos nada en contra de los habitantes de estos u otros continentes, pero queremos que en el Zenit jueguen sobre todo jugadores afines en espíritu y mentalidad", apuntan.

Los aficionados denuncian que "ahora al Zenit se le están imponiendo futbolistas negros casi por la fuerza y esto provoca reacciones negativas".

"¿Por qué muchos admiran la estrategia del Athletic de Bilbao que se centra en los jugadores formados en su región, mientras a los directivos y aficionados de nuestro club continuamente se les presiona y se les acusa de racismo?", insiste el manifiesto.

Actualmente, en el Zenit no milita ningún futbolista de raza negra, aunque los aficionados podrían referirse al reciente fichaje por 100 millones de euros del delantero brasileño, "Hulk", y del centrocampista belga Witsel.

También figura en el equipo desde hace dos temporadas el defensa internacional portugués de origen brasileño Bruno Alves, cuya tez es más oscura que la de sus compañeros.

"¿Acaso Bruno Alves y "Hulk" no son negros? Pues blancos no son. Hay muchos criterios según los cuales los futbolistas negros son mejores que los europeos ¿Están en su derecho los aficionados de exigir la ausencia de futbolistas negros en el Zenit? Opino que no", replicó Alexandr Panov, exdelantero del equipo.

Según el manifiesto, el club debe fichar en primer lugar futbolistas de San Petersburgo, en segundo lugar jugadores de la Rusia europea, pero no del Cáucaso; en tercer lugar de las "repúblicas hermanas" de Ucrania, Bielorrusia, los países eslavos y bálticos y Escandinavia, y sólo después del resto de Europa.

"Los otros continentes no deben ser una prioridad para el Zenit. Esto no significa que sea tabú. Pero viajar a América Latina sólo tiene sentido si honestamente se han agotado todas las posibilidades de búsqueda de jugadores en nuestra región, Rusia y Europa", apunta.

Los seguidores del Zenit dicen que no se trata de "racismo" o "nacionalismo", sino de evitar que el Zenit se transforme en un equipo europeo sin identidad regional.

Además, añade la nota, los aficionados del equipo de la antigua capital zarista también están "en contra de que en la plantilla del Zenit jueguen representantes de las minorías sexuales".

Recientemente, el jefe de la Administración del Kremlin, Serguéi Ivanov, aficionado confeso del CSKA Moscú, ya denunció que los clubes rusos han ahuyentado a los aficionados de los estadios al dar rienda suelta a los hinchas radicales.

Este manifiesto sale precisamente a la luz cuando las autoridades rusas redoblan la lucha contra los brotes de racismo en su fútbol por orden expresa de la FIFA, que le ha concedido la Copa Mundial en 2018.

El club, que es tercero en el campeonato ruso y fue apeado en la primera fase de la Liga de Campeones, no tardó en salir al paso del manifiesto de sus aficionados, cuyas demandas calificó de "arcaicas".

"Queremos recordar que los futbolistas recalan en nuestro equipo no debido a su procedencia étnica o el color de su piel, sino por sus cualidades y logros deportivos", señala el comunicado.

La nota subraya que "el club de fútbol Zenit siempre destacó por su tolerancia y siempre reunió en sus filas futbolistas de diferentes orígenes o credos".

"De hecho, nuestro club cuenta con un ejército de muchos millones de aficionados en todos los continentes", agrega el club, que llamó a luchar contra la intolerancia en sus diferentes manifestaciones.

Por su parte, el veterano Borís Chújlov, campeón de la liga soviética con el Zenit (1984), criticó al club por financiar a los aficionados radicales.

"No los considero aficionados. Cuando los hinchas dictan sus condiciones al club, eso es una auténtica locura", dijo.

  • 54
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio