Messi no tendrá mi actitud, pero es argentino y hay que apoyarlo: Maradona

El excapitán de la selección argentina dijo que si lo siguen molestando se quedará en Barcelona y no querrá jugar más con la selección.

El exestelar del fútbol Diego Maradona lloró de emoción en un unipersonal de su primogénita Dalma, "La hija de Dios", en el que narra cómo es ser la hija de un personaje famoso, y también defendió al astro Lionel Messi en un discurso tras la función en Buenos Aires.

"Messi es argentino, defendámoslo. Si siguen rompiendo (molestando), se va a quedar en Barcelona y no va a venir más", advirtió Maradona desde el escenario al concluir el espectáculo en un teatro de Buenos Aires, al aludir a las críticas en Argentina contra el estelar del club catalán y de la selección albiceleste.

"No tendrá mi actitud, no tendrá la cara de Brad Pitt, ni el culo de la Salazar (vedette), pero es argentino y hay que apoyarlo a muerte, porque, si Dios quiere, nos va a traer el próximo Mundial. Y si lo joden, se va a quedar en el Barcelona", insistió Maradona, actual entrenador del club Al Wasl de Dubái.

El mejor futbolista de los años 1980 confesó que aún le queda un año de contrato con Al Wasl, pero dijo que luego quiere volver a Argentina "para actuar junto a Dalma", su hija de 25 años, quien ha sido elogiada por su unipersonal.

En la platea del teatro SHA también estaban, entre otros, el internacional argentino Sergio 'Kun' Agüero (Manchester City), pareja de la otra hija de Maradona, Giannina, con quien tiene un hijo, así como el actor Ricardo Darín, protagonista de "El secreto de sus ojos", que ganó el Oscar a la mejor película extranjera en 2010.

"Dalma es lo que es por Claudia (exesposa de Maradona y madre de sus hijas) porque yo estuve muy ausente. Pasé momentos durísimos, con una enfermedad durísima, y en esos momentos, a Dalma le tenía miedo. A la gorda (por Giannina), no", confesó el campeón mundial en México-86 al referirse a su adicción a las drogas, de la que dice haberse recuperado hace varios años.