México jugará la final del Mundial de fútbol Sub-17 contra Uruguay

El onceno 'manito', anfitrión de la cita orbital, venció 3-2 a Alemania en la semifinal, mientras que los charrúas dejaron en el camino a Brasil.

México, con un golazo de tijera en el minuto 90, derrotó el jueves 3-2 a Alemania en la semifinal de la Copa del Mundo de fútbol Sub-17, disputada en la ciudad mexicana de Torreón, y jugará la final el domingo contra Uruguay.

México se fue en ventaja con un remate de cabeza al minuto 3 de Julio Gómez pero los europeos dieron la vuelta al marcador por medio del goleador Samed Yesil, al 10 y Emre Can, al 60.

La selección anfitriona empató al 76 con un gol de Espericueta y logró la ventaja final en el 90 con un gran tanto de tijera de Julio Gómez tras un tiro de esquina.

La primera mitad resultó balanceada. México puso en desventaja por primera vez en el torneo a Alemania que, sin embargo, tuvo una rápida reacción para emparejar los cartones.

Después de ambos goles, las acciones se trabaron en el mediocampo, pero en los últimos 15 minutos del lapso inicial, los dos equipos tuvieron claras oportunidades para volver a marcar. No obstante, Yesil erró la mejor llegada de los germanos y Carlos Fierro, la de los aztecas.

El segundo tiempo tuvo varios matices. México invadió territorio alemán, pero no podía horadar el arco. El riesgo fue quedar a expensas de una descolgada y recibir otro gol. Así sucedió. Alemania taladró por el centro desde su área y le dio la vuelta al marcador.

El equipo europeo renunció al ataque y se dedicó a conservar la ventaja. Los anfitriones padecieron para llegar al área germana, pero a final de cuentas, con dos goles de bandera, lograron el pase a la final en forma heroica.

México que había salido en forma arrolladora a la cancha del estadio Nueva Corona, se vio sorprendido por el empate de los teutones originado en una salida del zaguero Antonio Briceño. Yesil se apoderó del esférico y, sin la presión de ninguno de los cuatro defensas, y disparó desde fuera del área y lo colocó cerca de la base del poste derecho del arquero Richard Sánchez.

El Tricolor soportó los embates de la Mannschaft y respondió al 32 por conducto de Carlos Fierro cuyo intento salió a las manos del guardameta alemán.

Al 37, Espericueta se proyectó desde el mediocampo con el esférico, combinó en la entrada del área con Gómez y tras un rebote disparo de zurda a las manos del arquero Odiseas Vlachodimos.

Alemania perdonó a México al 41 cuando Yesil recibió un pase a profundidad ante la salida precipitada de Sánchez.

Los mexicanos también desperdiciaron la ocasión para irse en ventaja al descanso. Al 43, Carlos Fierro estuvo frente a Vlachodimos que no se doblegó y logró la atajada.

Tras un desborde por derecha al 57, Gómez mandó un centro peligroso. Noah Korzoski salió a tratar de despejarlo y por poco clarea a su propio arquero.

Alemania le dio la vuelta al marcador con el 2-1. La jugada surgió desde la puerta. Vlachodimos salió jugando con Kaan Ayhan que se apoyó en Aycicek y éste habilitó a Can quien recorrió el último tercio de cancha, entró al área y venció a Sánchez.

Un tiro de esquina dio lugar al 2-2. El mexicano Espericueta cobró muy cerrado desde el vértice derecho. La pelota techó a Vlachodimos y entró al arco a segundo palo para un vistoso gol olímpico.

En esa jugada, buscando el remate, Gómez tuvo un choque de cabezas con un zaguero alemán que le provocó una herida por la cual debió ser atendido fuera de la cancha.

Luego se que le vendaran la cabeza, Gómez reingresó al campo y al cabo de unos minutos, en otro tiro de esquina, apareció en el área chica y se lanzó para lanzarse de chilena y hacer el 3-2 que valió el pase a la final.