Ver de nuevo el 5-0

En el preámbulo del partido por las eliminatorias al Mundial 2014, es oportuno reconstruir desde el Betamax lo que pasó hace 20 años en el Monumental de Buenos Aires.

Ver galería del partido /Archivo
Ver galería del partido /Archivo

Lo que ocurrió aquel 5 de septiembre de 1993 muchos lo conservamos grabado en una cinta de Betamax y en el baúl de los grandes recuerdos del fútbol y de cada familia colombiana. En el caso de la mía la goleada de Colombia a Argentina 5 a 0 incluyó histeria, lágrimas y brindis con champaña. Fue la única vez que me lancé a la calle para sumarme a la turba de fanáticos y desadaptados que recorrieron las calles del país, dichosos y desbocados, creyendo que íbamos a ser campeones mundiales en Estados Unidos 94. (VER GALERÍA DE IMÁGENES)

Desempolvar el video veinte años después, justo cuando volvemos a jugar contra Argentina en el Monumental de River, resulta un evento especial porque permite ver en la distancia no cuánto daño nos pudo hacer -incluyendo la eliminación en el Mundial de Estados Unidos, la muerte de Andrés Escobar-, porque eso es llover sobre mojado, sino qué rescatar de bueno 20 años después. Como lección para la nueva generación de jugadores que marcha a buen paso en la eliminatoria hacia el Mundial Brasil 2014, basta reconstruir el partido con las citas textuales de los comentaristas argentinos del canal Fox Sports Marcelo Araujo y Enrique Macaya Márquez para advertir que los futbolistas colombianos sí pueden hacer historia.

Primer tiempo

Araujo: Por ahora, sólo por ahora, 0 a 0.
(Se oyen oles en las tribunas del Monumental de River por la presión de Argentina y silbidos contra Colombia).

Macaya: Está cargado de dramatismo el partido. Todo dentro de los cálculos: Argentina atacando y Colombia tratando de defenderse (hay que ver de nuevo la forma como todos los jugadores colombianos aportaron en marca y contención, incluso el Pibe Valderrama, que recibió amarilla por enfrentarse a Simeone).

Araujo (sobre el árbitro Ernesto Filippi): A ver si cobrás una para nosotros, querido, ¿eh?

Araujo (ante un gol perdido por el 9 argentino, solo frente a Córdoba): Batistuta, qué hacés, ¡por favor!

Araujo (minuto 41 del primer tiempo, Fredy Rincón aprovecha un contragolpe elude al arquero Goycochea y anota el primero): Señoras y señores Colombia 1, Argentina 0 (silencio de casi dos minutos, el gol de Asprilla nunca fue comentado).

(Imagen de Maradona en la tribuna, con la camiseta albiceleste -hasta ese momento no tenido en cuenta por el técnico Basile-, comiéndose las uñas y agarrándose la cabeza a dos manos al lado de su entonces esposa Claudia. El 10 había dicho horas antes: "no se puede cambiar la historia, no se debe cambiar la historia: Argentina arriba, Colombia abajo").

Segundo tiempo

Macaya: Hay que reconocer que Colombia está jugando bien.

Macaya (ante sendos ataques de Argentina y espectaculares tapadas de Córdoba): Es increíble lo que ha tapado el arquero colombiano.

Araujo (luego de oportunidad fallida de Medina Bello): Estamos a la espera del milagro argentino.

Araujo (a los 5 minutos del segundo tiempo Asprilla capitaliza un centro, saca a Borelli, enfrenta a Goycochea y le mete el balón por debajo del cuerpo): Señoras y señores, Colombia 2 Argentina 0.

Macaya (indignado): Todos los jugadores argentinos comen el amague de los colombianos.

Araujo (ante una opción de gol errada por Ruggeri frente a Córdoba): Esto ya es casi inexplicable.

Macaya (resignado): Le salen todas también a los colombianos porque hasta en los errores encuentran la posibilidad de modificar las cosas.

Araujo (tras remate a quemarropa del Beto Acosta -entró en reemplazo de Redondo, el único que intentaba crear juego colectivo- tapado por Córdoba): Increíble lo que ha tapado el arquero colombiano.

Araujo (al minuto 72 luego de que Asprilla corre 60 metros con el balón, saca a Borelli y remata, el rechazo le queda a Leonel Álvarez, desborda a Saldaña, va a hasta la línea final y centra para que Fredy Rincón remate y convierta): Señoras y señores, el partido está 3 a 0. (Vuelve el silencio en la narración, el cuerpo técnico y los suplentes de Colombia saltan a la cancha para celebrar).

Macaya: Ya hay que empezar a hacer los cálculos respecto de Paraguay (contra Perú), porque lo que no le sale en un área a la selección argentina le sale en la otra al conjunto colombiano (Argentina rezaba para que la diferencia de gol no los sacara del repechaje que al final jugaron contra Australia).

Macaya: Los argentinos que aplauden (se oyen las palmas para Colombia).

Araújo: En este momento lo que hay que evitar es que Colombia haga otro gol y que Paraguay lo haga en Lima.

Macaya (sonriendo con ironía): E intentar hacer un gol por lo menos.

Araujo (desencajado luego de que Asprilla le robó un balón a Borelli en la mitad de la cancha, llega al borde izquierdo del área, Goycochea sale a bloquearlo y lo baña con el balón): Señoras y señores, el partido está 4 a 0, en 30 minutos del segundo tiempo.

Macaya: Asprilla acomodó la pelota con efecto perfectamente en el ángulo. Un equipo argentino totalmente desordenado. Esto debe ser histórico en la Argentina. No creo que haya antecedentes de una victoria de este tipo, por este marcador, en favor de un conjunto visitante en eliminatorias.

Araujo: Un dato increíble: en el segundo tiempo Colombia pateó cinco tiros al arco argentino, tres fueron goles.

Macaya: Tendrá que buscar un gol Argentina, porque se le empieza a complicar inclusive la clasificación. Pero está totalmente perdido el equipo argentino en la cancha. (Se oye la celebración de los hinchas argentinos cuando se enteran de un gol de Perú en Lima. El banco argentino, que mastica cigarrillos, también celebra).

Macaya (a los 33 minutos del segundo tiempo empieza el ole de la tribuna para Colombia y los silbidos para Argentina): El público bromea. Festeja a Colombia y se pone en contra de los jugadores argentinos. El público se siente totalmente defraudado con esta actuación de Argentina.

Araujo (después de taquito del 'Pibe' Valderrama al 'Tren' Valencia. Hubo 24 pases seguidos de Colombia, en medio de oles de la tribuna, hasta que Zapata le hace falta a Valencia. El argentino le dice: "Te voy a romper la cabeza, la concha de tu madre". El colombiano le responde con una risita burlona): Qué se hace, Macaya. ¿Se reza? ¿Qué recomendás?

Macaya (después de un largo silencio tras gol de Paraguay en Lima): Están muy parados los jugadores argentinos ahora.

Araujo (después de que Leonel Álvarez le quita a Medina Bello un balón antes de mitad de cancha, se la pasa al 'Pibe', éste a Asprilla que desborda por izquierda, saca a Borelli, engancha, espera a que llegue Valencia desde atrás, se la pone y el 'Tren' la toca a un lado de Goycochea para el quinto): 5 a 0 en 39 minutos.

Macaya: Pasó como un tren realmente, con una ineficiencia total y absoluta de los argentinos frente al contragolpe de los colombianos (silencio).

Última imagen: Batistuta espera un saque de banda haciendo jarras con los brazos, a su lado está Leonel Álvarez marcándolo a raya, el argentino lo mira como diciendo: nos pasaron por encima. Se oye el pitazo final. Aplausos para Colombia, incluidos los de Maradona, silbos para Argentina. Batistuta agacha la cabeza, luego decide quitarse la camiseta e intercambiarla con Leonel. Le da la mano. El cuerpo técnico de argentina se apura hacia el túnel custodiado por la Policía. Los jugadores de la selección Colombia celebran abrazados en la mitad del campo.

El actual técnico de la selección Colombia, el argentino José Pékerman, sabe qué aprender de esto.